Gastronomía

Pan de campo

Es difícil imaginar la vida sin disfrutar un trozo de pan recién salido del horno. Calentito, crujiente y esponjoso, el pan es parte de nuestra vida y se agradece, porque no hay nada como su sabor reconfortante.

  • Josefina Strahovsky

Compartir vía email

Foto: Rodrigo Cisterna Receta: Camila Moreno

Ingredientes para 6 personas

500 g de harina
300 cc de agua
8 g de levadura
10 g de sal
200 g de esponja (ver más abajo)
Avena para cubrir

Para la ‘esponja’:
125 g harina
80 cc de agua
2,5 g de levadura

Preparación:

1. Incorporar todos los ingredientes de la ‘esponja’ hasta formar una masa homogénea y dejar reposar por 12 horas a una temperatura de 18° a 20° 2. Hacer un volcán con la harina y sal, agregar en el centro la esponja y el agua 3. Mezclar con la mano desde el centro hacia afuera formando una masa homogénea y elástica. Dejar reposar por 20 minutos 4. En un canasto (banetton o de trenzado apretado) con abundante harina disponer el ovillo de masa y dejar fermentar por 45 a 50 minutos a temperatura ambiente 5. Pasar el ovillo por avena y disponer en una fuente para horno u olla (ver destacado) 6. Cortar la superficie (delicadamente para formar las líneas típicas del pan de campo) y hornear con vapor (ver destacado), a 230°, por unos 20 minutos.

[block_quote cite=] Para generar vapor la cocinera recomienda utilizar un rociador con agua apuntando, cada cierto tiempo, a las zonas más calientes del horno. Este pan también se puede cocinar en una olla tipo ‘Le Creuset’ precalentada por 20 minutos con su tapa. “Esto generará una cámara de vapor individual para el pan, se cocina los primeros 20 minutos tapado y luego se destapa para que se dore y quede con una buena costra”, asegura. [/block_quote]