Belleza

Qué saber de la celulitis

Que haga frío y usemos más ropa no significa olvidarse del cuerpo, más bien es ‘el’ momento para ponerse en forma. Ya hemos dicho que el cuerpo de verano se desarrolla en invierno, y la celulitis -archienemiga de las piernas- no se debe descuidar. Aquí algunas creencias que hay que olvidar y otras a las que vale la pena poner atención.

  • francisca.colussa

Compartir vía email

La celulitis no desaparece

La celulitis es la inflamación del tejido conectivo subcutáneo. “El estado de retención de líquido se puede tratar, pero siempre presentaremos un grado de esta retención; como no desaparece totalmente la idea es mantenerla al margen”, dice la cosmetóloga y directora del centro de estética Zapatitos Rojos, Karen Espinoza. Se puede disminuir bastante con tratamientos especializados y en la medida en que se tome suficiente agua, se realice actividad física y se lleve un estilo de vida más saludable.

Caminar combate la celulitis

Caminar estimula la circulación sanguínea y el retorno venoso. “Al ser una actividad aeróbica permite aumentar la oxigenación de los tejidos y eliminar de mejor manera las toxinas. Lo importante es ser constante y realizar una caminata todos los días, por media hora como mínimo; eso ayudará a dar firmeza a los tejidos y reducirá la celulitis”, explica María Fernanda Binfa, médico cirujana y directora médica de la Clínica Dra. Carmen Moren.

¿Y la ropa apretada?

“Cuando se usa muy seguido ropa ajustada se ve perjudicada la circulación sanguínea, impidiendo que se efectúe un correcto drenaje y fomentando la aparición de la celulitis”, dice María Fernanda Binfa, médico cirujana y directora médica de la Clínica Dra. Carmen Moren.

Las flacas no tienen celulitis

¡Totalmente falso! “Es una condición que afecta al 90% de las mujeres, independiente de su contextura, porque se relaciona con factores genéticos y hormonales”, especifica la doctora María Fernanda Binfa. “Como la celulitis afecta el tejido adiposo, la microcirculación y el tejido conectivo no dependen de la contextura física, sino de la presencia de esta condición en los tejidos. Pero engordar y adelgazar sí afecta su apariencia”, complementa la esteticista y directora de Medsthetik, Mónica Böhmer.

Las hormonas son la causa principal

La celulitis puede aparecer por diversas razones: una alimentación deficiente, una vida sedentaria y en mayor medida por las hormonas. “Esto se debe a que los estrógenos fomentan la retención de líquidos y, por ende, afecta la circulación sanguínea, lo que ayuda a la aparición de la celulitis. Si bien las mujeres tenemos esta hormona naturalmente en nuestro organismo, los niveles de esta aumentan por los métodos anticonceptivos y también en algunos períodos en la vida como la pubertad, embarazo y la menopausia”, profundiza la dra. María Fernanda Binfa. No hay que olvidar al factor hereditario, “de donde obtenemos características como la distribución de la grasa del cuerpo, el tipo de circulación, la laxitud del tejido conectivo. Factores como las hormonas, patologías circulatorías o el estrés afectan la microcirculación y aumentan el edema y la retención de toxinas”, agrega Mónica Böhmer.

La celulitis empeora con la edad

Efectivamente la celulitis puede aumentar a medida que pasan los años. Generalmente aparece en la pubertad cuando suben los niveles de estrógeno y “con la edad la piel va perdiendo elasticidad y tono, factores determinantes en la celulitis. Además se presenta un deterioro de la circulación linfática, por lo que hay que extremar los cuidados”, explica la Dra. María Fernanda Binfa. Como todo se pone más lento con los años, la clave para mantenerla a raya es llevar un estilo de vida saludable y activo.

¿Los masajes ayudan?

Los masajes contribuyen a reducir los signos que produce la celulitis como fibrosis y edema (hinchazón causada por la acumulación de líquido), al mejorar la circulación capilar. “Reducen la sensación de pesadez en piernas y el dolor local producido por la congestión”, afirma Mónica Böhmer. Los más comunes son el drenaje linfático, que activa directamente la circulación, y el modelante o reductivo, “técnica que se emplea cuando necesitamos reducir la apariencia de la celulitis; para este tratamiento utilizamos cremas que contengan cafeína, centella asiática y yodo, todos estos son estimulantes y aceleradores del metabolismo”, aclara Karen Espinoza, de Zapatitos Rojos.