Belleza

Una cola de caballo muy ondera

Muy, muy alta y cuidadosamente despeinada. Suena simple, ¿no? La llamada ‘coleta surfera’ -una de las versiones de la clásica y universal ‘cola de caballo’- es el peinado ideal si quieres un look relajado, sencillo e incluso para salir del paso en esos días de viento y lluvia en que el cabello se vuelve rebelde. La estilista Elvira Montero entrega las claves para conseguirla.

  • constanza.espinoza

Compartir vía email

Fotos Getty Images

01-400Las celebridades recurren a ella en alfombras rojas, los estilistas las arman en los cabellos de las maniquíes en las semanas de la moda y nosotras, cuando buscamos un moño fácil de elaborar, rápido y cómodo. La cola de caballo superapretada debe ser uno de los peinados más utilizados en la época escolar; cómo olvidarnos de esos cabellos brillantes de tanta laca y gel para peinar. “Era común hace un tiempo que la moda indicara usarla de la manera más prolija posible, que ningún mechón estuviese fuera de lugar y el uso de fijadores para que luciera lo más pulcra que se pudiese”, cuenta la estilista -y también maquilladora- Elvira Montero. “¡Hoy es todo lo contrario! Además es la mejor manera para salir de aprietos cuando el cabello está indomable y con frizz”, agrega. 

Número 1: Messy por excelencia
Para sacarle partido a la textura del cabello el día después del lavado debemos seguir el siguiente procedimiento: con el cabello sin peinar -o sutilmente desenredado con nuestros dedos para evitar perder su estructura- aplicamos serum de medio a puntas para darle un toque de brillo y luego armamos la cola con un elástico. “La dejamos tal cual nos quede, con esos mechones desprolijos y que no parecieran estar en su lugar”, explica Elvira. Luego, con la ayuda de tus dedos tira con delicadeza algunos mechones de la parte alta de la cabeza hacia adelante para conseguir un look más despeinado. Para terminar toma un mechón de cabello y envuélvelo alrededor del elástico para ocultarlo.

02-400Número 2: De alfombra roja
Una segunda opción de coleta surfera, algo más pulida y que queda perfecta para un look nocturno o algún evento especial, se logra así: con el cabello seco ondula desde el medio hacia la raíz, y una vez terminado separa las ondas con la ayuda de tus dedos. “Luego viene el proceso de escarmenar delicadamente el cabello con un peine desde la punta hacia arriba. Si quieres un efecto aun más messy escarmena la parte alta de tu cabeza”, recomienda Elvira. “Aplica un toque de fijador leve por todo el cabello para que el escarmenado quede intacto. En el tercer paso separa todos aquellos mechones que quieres se luzcan por fuera de la coleta y déjalos separados al momento de armarla: pueden ser algunos mechones en las patillas, en los laterales o unos mechones por el frente para enmarcar el rostro”, aconseja la experta. Finalmente se arma la cola sujetándola con un elástico y se separa un mechón no muy grueso para que lo envuelva y no se vea. Termina con un toque de serum en las puntas.