Belleza

La dieta para el pelo

Una cabellera linda es sinónimo de un organismo saludable. Por eso, la clave, según los expertos, está en una alimentación equilibrada

  • Josefina Strahovsky

Compartir vía email

1_340El pelo cambia constantemente. Tanto que en un periodo de siete años la cabellera se ha renovado por completo. A diario, una persona sana puede perder 100 cabellos aproximadamente, 1 cada 15 minutos. “El pelo es una estructura caracterizada por un elevado recambio celular, por lo mismo sus requerimientos nutricionales también son altos. Situaciones como estrés, cansancio, envejecimiento, desequilibrios alimentarios o exposición a la contaminación provocan una mayor fragilidad, pérdida o alteraciones en la calidad del pelo”, asegura Isidora Selman, nutricionista deportiva de KPT en O2 Fit y de 110 Sport & Health Center.

En eso coincide Felipe Mardones, dermatólogo de Clínica Santa María, quien agrega: “Los folículos pilosos forman los cabellos y son estructuras con un intenso metabolismo, con multiplicación y diferenciación celular constante. Por lo mismo, necesitan un aporte continuo de nutrientes como aminoácidos, lípidos, vitaminas y minerales para producir una fibra capilar de estructura normal. Si hay un menor aporte de estos elementos, a las pocas semanas se notará un cabello más corto, delgado y frágil, más propenso al desgaste y ruptura”.

Cuando hay deficiencias nutricionales las consecuencias se manifiestan de manera visible y en un periodo relativamente corto. “El tiempo que demora en manifestarse un déficit nutricional en el pelo es variable ya que, entre otras cosas, dependerá de si las falencias son agudas o crónicas. Por ejemplo, si un paciente tiene una dieta equilibrada es raro que se presente un deterioro importante en el pelo. Pero si esa misma persona se alimenta de manera deficiente por un par de semanas sí puede ver debilitado su cabello, ya que el organismo tiene reservas limitadas de micronutrientes y aminoácidos esenciales. En ese caso se puede producir un deterioro importante tanto en la estructura como en el crecimiento del pelo”, asegura la nutrióloga del centro de salud Integramédica Paulina Andrade.

[highlight color=’#81caea’ text-color=’#ffffff’]Prevenir para no curar[/highlight]

Hierro para la circulación y la irrigación del folículo; zinc para la metabolización de las proteínas que componen el 97% del pelo; vitaminas del complejo B, especialmente B1, B6 y B12, además de ácido fólico, y las vitaminas A y C para la síntesis de la queratina que actúa como protector del cuero cabelludo, y vitamina E por sus antioxidantes que fortalecen las raíces del cabello y previenen su caída. Esas son algunas de las tantas funciones en que minerales y vitaminas intervienen en la vida útil del pelo. Por eso mantener sus niveles equilibrados es tan crucial para su salud. “Estos nutrientes son importantes porque participan en el proceso de multiplicación celular. Ciertas vitaminas como la A, complejo B (especialmente la biotina y la piridoxina), C, D y E han demostrado ser importantes en mantener la salud capilar general, ya que estimulan la multiplicación y diferenciación celular además de actuar como antioxidantes”, agrega el dermatólogo.

Todos esos nutrientes deberían encontrarse en una dieta balanceada sin que necesariamente se deba recurrir a suplementos como asegura la nutrióloga Paulina Andrade: “La prevención de cualquier déficit es a través de una dieta equilibrada, dada por un especialista. Así nos aseguramos una mejor disponibilidad y absorción. Pero si ya hay un déficit establecido o tiene un alto riesgo de padecerlo, como es el caso de algunas dietas muy restrictivas, se sugiere el apoyo de suplementos vitamínicos, siempre supervisados por un nutriólogo, antes, durante y después. En ningún caso reemplazan una alimentación equilibrada, solo actúan como coadyuvantes de ella cuando hay una carencia de la que debe recuperarse rápidamente”.

[highlight color=’#81caea’ text-color=’#ffffff’] Los 5 alimentos imprescindibles [/highlight]


Son muchos los alimentos que fomentan un pelo saludable pero estos cinco destacan por poseer más de un componente que los hacen extrabeneficiosos.

1. Huevos
Este alimento contiene proteínas de alto valor biológico. Una de las vitaminas más importantes que aporta es la biotina, que fomenta la elasticidad y la fuerza del cabello. Además posee aminoácidos necesarios para mantener su composición y prevenir los quiebres. También tiene vitamina D.

2. Espinaca
La falta de hierro es una de las causas más comunes en la caída del cabello, y la espinaca es rica en este mineral. Además ayuda a la irrigación de sangre al cuero cabelludo y fomenta la reproducción de las células. Posee vitamina C y betacaroteno.

3. Cítricos
Aunque el pelo está en constante transformación no siempre crece tan rápido como uno quisiera. La falta de vitamina C (que además estimula la producción de colágeno) es una de las razones y los cítricos son una buena fuente. También son ricos en antioxidantes.

4. Nueces
“La ingesta de vitamina E es esencial para una buena salud del cabello, lo cual fortalece las raíces del cabello y previene su caída”, asegura la nutricionista Isidora Selman. Las nueces las contienen en altas cantidades. Además este fruto seco posee ácidos omega 3.

5. Berries
Son defensores naturales de los radicales libres que están en el ambiente y que pueden dañar la composición del cabello por su alta concentración de antioxidantes. Contienen también vitaminas C y E.