Belleza

Errores comunes en el delineado

Un buen delineado puede cambiar rápidamente un look, volverlo glamoroso, abrir la mirada o simplemente ayudar a ‘despertar’ un poco el rostro. Un error, en cambio, no solo se ve mal, sino que puede conseguir el efecto contrario al deseado. Dos maquilladores nos compartieron las equivocaciones más comunes, para evitarlas y dibujar la mejor línea para tus ojos.

  • francisca.colussa

Compartir vía email

600

Dejar vacíos
A veces queda un espacio en blanco entre las pestañas y el trazo que se dibujó, que “hace que el delineado se vea desprolijo”, dice el maquillador Marcelo Bhanu, quien también recomienda considerar que “mientras más cerca de la base de las pestañas se hace la línea, estas se ven más tupidas y abundantes”. Otro espacio que se ve poco estético es aquel que queda cuando se marca la línea de agua y luego las pestañas inferiores. “Este es un error supercomún y queda mal; la idea es lograr que se vea como si hubiese un solo trazo, y eso se logra maquillando por dentro y luego por sobre las pestañas, procurando rellenar bien los vacíos hasta dejar una línea sólida”, explica la makeup artist,  Bárbara Meza.

Estirar el párpado para delinear
Es muy cómodo dibujar sobre una superficie plana, por eso es típico ‘achinarse’ para delinear con mayor facilidad. El problema es que al soltar la piel estirada quedan pequeñas arruguitas en la línea que impiden un resultado parejo. Si no se tiene mucha práctica, puedes estirar apenas un poquito el párpado, pero es mejor apoyar el codo para darle más estabilidad a la mano y con el mentón hacia arriba dibujar la línea con el ojo entrecerrado. Nadie dijo que fuera fácil, ¡a practicar!

Creerles todo a los tutoriales de YouTube. “¡Dejen de copiar todo lo que se ve en los tutoriales!, hay edición en esos videos y casi nunca se ve el proceso en tiempo real. Para lograr un buen delineado solo hay que practicar”, afirma el makeup artist Marcelo Bhanu. “La práctica es fundamental para que cada mujer conozca la maña de sus ojos y logre dominar la técnica a la perfección”, agrega Bárbara.

Ojos caídos
Si sigues la forma exacta del ojo y llevas la línea hacia abajo, probablemente se verá un poco ‘triste’ o caído. La makeup artist Bárbara Meza (Barbymeza.cl) sugiere “subir el delineado desde la mitad del ojo hacia afuera y salirse un poco de la zona de las pestañas” para conseguir levantar la mirada. “Mientras más gráfico y definido el trazo es mayor la corrección visual que se genera. Un buen truco es limpiar con un cotonito o un pincel plano humedecido con desmaquillante bifásico el exterior del ojo hacia arriba, así queda con un final completamente definido”, recomienda el maquillador Marcelo Bhanu.

Delinear arriba y abajo  
No es una ley universal que esto achique el ojo, porque depende mucho de su forma y tamaño. Pero sí hay que tener en consideración que el delineado ayuda a definir la forma y tamaño natural de una zona. “Lógicamente si haces una línea oscura se verá más chico que si haces una clara, porque esta atrae más luz y por ende genera volumen. Lo mismo si realizas un trazo delgado o grueso, mientras más delgado, más espacio tienes en el párpado, y si es grueso el tamaño es menor”, explica Marcelo.

Usar el formato equivocado
Según el resultado que quieras lograr, es el tipo de delineador que deberías preferir. Por ejemplo, para un cat eye que se vea ultraprolijo y definido, un lápiz no es la mejor alternativa, sino un delineador en gel o uno líquido. “Esta línea parte bien pegada al lagrimal y se va engrosando desde la mitad del ojo hacia afuera para dar esa forma almendrada.  Para eso recomiendo un pincel de punta fina que ayudará a perfeccionar la ‘cola’ de este trazado”, dice la maquilladora Bárbara Meza. Y para un delineado natural “lo  óptimo es utilizar sombra y difuminar. Lo ideal es aplicarla usando un pincel biselado y apegarlo lo que más se pueda a las pestañas”, agrega.