Vida Sana

Prekanga: para el cuerpo y el espíritu

Realizar ejercicio durante la gestación trae beneficios antes, durante y después del parto. Y esta técnica de entrenamiento pre natal -recién llegada a Chile- ofrece ejercicios cardiovasculares y de relajación, y también un espacio donde las embarazadas pueden compartir sus experiencias durante todo el proceso.

  • Josefina Strahovsky

Compartir vía email

Fotos: Jaime Palma

Hace rato que el embarazo dejó de ser sinónimo de kilos de más e inactividad. Con autorización de un ginecólogo no hay impedimentos para que una futura mamá pueda realizar actividad física y así beneficiarse de un mejor embarazo, parto y posparto. Entre las múltiples ventajas de mantenerse activa está el control de diabetes gestacional, la regulación de la presión arterial, la prevención de la incontinencia urinaria durante los meses de gestación, un alumbramiento con menos intervención médica y más llevadero, un posparto con un menor índice de depresión y, finalmente, una mejor recuperación física.

La austriaca Nicole Pascher creó el sistema de entrenamiento Kanga Training, que consiste en una rutina de ejercicios aeróbicos que la madre realiza junto a su hij@ en una mochila ergonómica de porteo. En sus clases las alumnas que volvían a embarazarse quedaban sin una alternativa para mantener su rutina de ejercicios y, lo más importante, perdían la comunidad de apoyo que se había formado. Así que decidió crear un nuevo sistema para incorporar a las embarazadas y nació PreKanga.

En Chile este método de entrenamiento lo está desarrollando la instructora Diana Beuch, quien también es responsable de introducir, en 2013, el sistema Kanga Training. La sesión dura 60 minutos y comienza con un calentamiento donde se activa el cuerpo para liberar tensiones y elongar la musculatura, siempre cuidando las articulaciones que tienden a ser más laxas en las embarazadas. Luego viene una etapa cardiovascular -en tres intervalos- que mezcla coreografías de baile, ejercicios de resistencia donde se trabaja la musculatura de brazos, piernas, abdominales y espalda y trabajo de barra (parte de la rutina está inspirada en el ballet, ya que Pascher es una exbailarina profesional) para mejorar el equilibrio y coordinación.

Todos los ejercicios están especialmente diseñados para acomodarse al período de gestación de cada mujer, son controlados, pero también efectivos y dinámicos. La clase termina con una rutina para fortalecer el piso pélvico, una relajación guiada y luego, quizás lo más significativo y diferenciador de esta rutina de entrenamiento: se abre un espacio libre para conversar del embarazo y la maternidad.

Para crear comunidad

Hay información en todas partes. Si así lo quiere la futura mamá puede conocer en profundidad qué ocurre con su embarazo en cada etapa de la gestación, incluso día a día, ya sea gracias a una aplicación, buscando en internet en blogs especializados, o leyendo la extensa literatura disponible sobre el tema. Pero lo que verdaderamente les hace falta a las mujeres, según la instructora de Kanga Carolina Vidal, es sentirse parte de una comunidad que las entienda en cada paso de la gestación. “Las mujeres no solo vienen acá para ejercitarse, también lo hacen para conversar y crear redes de apoyo. Ese es uno de los grandes beneficios de este sistema: estamos todas en la misma y las clases son creadas para celebrar este estado particular. Las mamás con pocas semanas podrán ver a las otras que están en una etapa más avanzada, compartir experiencias y resolver algunas expectativas del parto. Ahí radica uno de los pilares del PreKanga: entregarles a las mujeres el espacio para conversar mientras hacen deporte”, explica Vidal, quien está en el quinto mes de embarazo. En cada clase, y apoyadas por una matrona, las instructoras proponen temas sobre maternidad para que las alumnas participen, pregunten, opinen y obviamente compartan su experiencia. “Además hay muchas alumnas que están en la misma etapa de gestación y se apoyan mucho. Además espero que se acompañen y que luego sigan entrenando con sus bebés. Lo importante es mantenerse activa y saludable”, agrega Diana Beuch.

Beneficios

En el entrenamiento PreKanga una embarazada logra:

1. Fortalecer y tonificar los grupos musculares más importantes para el embarazo, el parto y el período posparto: la espalda superior, el transverso del abdomen, el piso pelviano, el glúteo mayor, los pectorales y los músculos anteriores del muslo.
2. Elongar los músculos que durante el embarazo, parto y el tiempo posparto son acortados o sometidos a una exigencia y carga mayores.
3. Fortalecer el suelo pélvico para mejorar el tono y la elasticidad del periné, lo que facilita el parto y la recuperación posterior.

Los orígenes del kanga

En 2008 Nicole Pascher, una exbailarina y personal trainer, necesitaba encontrar un sistema de entrenamiento que le permitiera no separarse de su hija recién nacida y no encontró nada que la satisficiera. Las alternativas al yoga solo ofrecían rutinas extremadamente pausadas, ella necesitaba algo más dinámico. Así se le ocurrió la idea de desarrollar una clase donde las guaguas fueran parte de la ecuación. Sesiones creadas para las mamás, pero donde los hijos son prioridad. Ellos las acompañan en una mochila de porteo ergonómica, siempre cerca. Cinco años después el Kanga Training llegó a Chile y actualmente hay más de 32 instructoras certificadas. Toda la información sobre las clases de PreKanga y Kanga Training está en el sitio web: www.kangatraining.cl