Belleza

+45, belleza plena

Invitamos a Nicole Raab (51), candidata a Miss Chile en 1987 y exmodelo, a participar de esta experiencia de maquillaje para pieles maduras. Porque la edad no es limitante para sacarse partido con looks atemporales, pero también modernos y atrevidos.

  • francisca.colussa

Compartir vía email

Fotos: Nicolás Abalo Maquillaje y pelo: Berni Silva Producción: Ita Pavissich

¿Boca carmín? ¡Sí, sí, sí!


vestido, Adolfo Domínguez

En un look más osado con el foco en los labios, la recomendación es preferir texturas mate o de alta fijación para evitar que el producto se desvíe hacia las arrugas o líneas de expresión. Como los labios pierden volumen con la edad, es bueno lograr que se vean satinados y para eso se puede utilizar un poco de iluminador o gloss en el centro de la boca. “En pieles maduras creo que quedan bien los colores más ‘sucios’ como un rosa viejo o un rojo sangre. Los colores primarios o más puros, como un fucsia o un rojo muy intenso, lucen mejor en otras edades”, sugiere la maquilladora.

Un tip: aplicar corrector en las comisuras ‘levanta’ ópticamente la boca y sella el labial, impidiendo que se mueva del borde.

“Hay que innovar sin irse en lo que es moda-moda, yo no creo en eso; cada uno lo adapta a su edad y personalidad, de lo contrario se ve un poco ridículo”, dice Nicole.

Atemporal, ageless


suéter, Tommy Hilfiger
suéter, Tommy Hilfiger

Lo más importante a la hora de maquillar una piel madura es que esté bien hidratada. La maquilladora Berni Silva recomienda el uso de serums, que se absorben más rápido y no dejan el cutis pesado.

Este estilo neutro queda bien en todas las edades, es muy natural. Las claves de este look son usar una base ligera y preferir iluminador en crema, que sea translúcido o color champagne; aquellos rosados, blancos o bronzer son propensos a marcar los poros y arrugas, así que la maquilladora no los recomienda. Otro punto a destacar son las cejas, que con los años pierden densidad y hacen ver mayor. “Evito el lápiz, prefiero la sombra para cejas, que da un acabado más natural”, explica la experta.

Un consejo: “Siempre es bueno delinear un poco, aunque sea suavecito, porque con los años se pierden pestañas; una línea delgada y bien pegada a la raíz de estas levantan los ojos y los abren”, dice Berni.

“La pérdida de luminosidad es lo que más me ha complicado con el paso del tiempo, y que se van agrandando los poros. A pesar de eso agradezco la piel que tengo, siempre me he alimentado bien, tomo 2 litros de agua al día y 3 tazas de té verde en invierno hace años, y eso ayuda cualquier cantidad”.

Neutro profundo


camisa, Adolfo Domínguez
camisa, Adolfo Domínguez

Los tonos tierra ayudan a marcar cosas que con negro se verían muy fuertes. “Intento no mezclar muchas tonalidades en el párpado; con dos tonos puedes lograr un ojo levantado y fresco, y es más fácil”, comenta Berni Silva. En relación a la paleta de nudes, la recomendación es evitar texturas satinadas y los café con subtonos de grises; es mejor preferir fondos rojizos o morados. Esto, porque “cuando se usan tonos ‘sucios’ para un maquillaje social (del día a día) se ve como si hubiera quedado mal hecho, se puede ver manchado si no está perfectamente aplicado, entonces es mejor evitarlo”, sugiere la maquilladora.

“Casi no me maquillo, pero me limpio la cara todas las noches con gel o leches limpiadoras, luego me pongo la crema hidratante y aplico contorno de ojos. En la mañana repito lo mismo, y en verano uso todos los días protector solar. Desde que empezó a haber conciencia del cuidado de la piel me cuido”.

Sin miedo al drama


abrigo, Max Mara
abrigo, Max Mara

No hay que temerle a un look más intenso, el secreto es preocuparse que sea un maquillaje ‘contenido’, es decir no tooooodo el ojo negro. Se trata de un delineado (realizado por sobre la base de sombra del look anterior) que marca las pestañas superiores e inferiores y luego se difumina. La idea es enmarcar el ojo.

Un consejo: para evitar que los ojos se vean caídos, al unir la línea de arriba con la de abajo en la esquina externa del ojo difuminar hacia arriba y hacia la cuenca.

“Nunca me gustó mucho el maquillaje, encuentro que no me veo bien y no sé hacerlo… pero es entretenido participar de esta sesión, una se siente un poco más joven y me di cuenta de que hay otros looks que me quedan bien y que me puedo atrever”.