Vida Sana

El origen de la migraña podría estar en el intestino

Cítricos, lácteos y algunos mariscos, entre otros alimentos, podrían ser los causantes de fuertes dolores de cabeza en personas que cuentan con un déficit de una enzima intestinal.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

dolor-de-cabeza-400Sentir molestas punzadas en la cien, náuseas e incluso a veces vómitos debilita el cuerpo hasta el punto de dejarnos en cama sin la posibilidad de seguir con un día habitual. Así es una migraña, la segunda causa de ausentismo laboral según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Aunque muchas veces su aparición la atribuimos a cuadros de estrés o falta de sueño, recientes estudios realizados por la catedrática de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Barcelona, Carmen Vida y Joan Izquierdo del Servicio de Neurología del Hospital General, han confirmado que el 90 % de los casos de migraña son originados por la poca actividad de una de las principales enzimas intestinales llamada DiAminoOxidasa (DAO).

La enzima DAO es la encargada de eliminar la molécula de la histamina, una sustancia presente en los alimentos, cuya acumulación en el organismo desencadena síntomas como la migraña, dolores abdominales, cervicales y lumbares, entre otras molestias.

Diagnóstico

Aunque solo una muestra de sangre basta para analizar la actividad de esta enzima en la personas, por mucho tiempo este análisis sólo podía hacerse en determinadas clínicas de Europa. Eso hasta ahora, ya que en el laboratorio Lab Clínic, que acaba de establecerse en Santiago, se puede realizar este diagnóstico.

“Muchas personas que sufren migraña desconocen la eventual vinculación que ésta puede tener con su alimentación. Es importante que en Chile se sepa que existe tratamiento”, dice la nutricionista española Clara Camí, encargada del Departamento de Migraña y Alimentación del Centro de Nutrición Lab Clínic.

Tratamiento

La histamina se encuentra en amplia gama de alimentos con contenidos variables. Entre ellos destacan los alimentos procesados, lácteos, mariscos y algún tipo de pescado, además del alcohol. “El tratamiento se basa en la eliminación de aquellos alimentos con niveles elevados de histamina y se complementa con la administración de la enzima DAO en comprimidos consiguiendo una importante mejoría de la calidad de vida del afectado”, explica Clara Camí.

El 2011 se comenzó a tratar a pacientes con déficit de DAO de esta manera y hoy se evalúa que 13 de 14 han tenido resultados positivos.

Se calcula que el déficit de DAO afecta a 15 de cada cien personas y que es tres veces más frecuente en mujeres que en hombres, pues genéticamente la mujer tiene una menor actividad de esta molécula.

Adiós dolor de cabeza – Revista Mujer