Belleza

Lo natural, más tendencia que nunca

Ken Picton (@kenpicton) y Paul Dennison (@pauldennison) son estilistas británicos -hairdresser y colorista, respectivamente- que visitaron Chile a principios de abril para entrenar a otros profesionales y contar las tendencias 2016 en la jornada It Looks de L’Oréal Professionnel. Además nos contaron las claves para lucir un pelo increíble.

  • francisca.colussa

Compartir vía email

Fotos: Juan Pablo Sierra

Ken Picton (45), el estilista y ganador de varios premios (Best Salon Team, Best Salon Experience, South West Hairdresser of the Year) en los British Hairdressing Awards y Most Wanted Awards, tiene más de veinte años de experiencia cambiándoles el look a las mujeres. Junto a Paul Dennison (35), colorista y director de color en Ken Picton Salon -también ganador de diversos premios en Inglaterra, como ‘colorista del año 2013’-, lideraron el evento sobre tendencias en hairstyle ‘It Looks 2016’, organizado por L’Oréal Professionnel.

Para ponernos al día con las técnicas de coloración, ¿el balayage y las babylights siguen siendo actuales?

Paul: Aún es tendencia. Son parte de técnicas generales como el ombré, strobing o hair contouring. Lo que pasa es que estamos combinando todas las técnicas en una sola cabeza. Antes se hacían por separado, pero ahora puedes encontrarte con babylights en el frente, contouring en los costados y balayage hacia las puntas. Las raíces se están usando mucho más oscuras que antes, la gente quiere prolongar los tiempos entre retoques, ya no quieren esas mechas pesadas… la tendencia se aleja de eso. Por eso las rubias son las clientas más fieles para un salón (ríe), cuando decides aclararte necesitas que el color se siga viendo bien y que el pelo esté suave.

Hablando del rubio, las chilenas tenemos fama de rechazar cualquier atisbo de naranja en el pelo. ¿Es así también en Inglaterra o los países que visitan constantemente?

Ken: (risas) Es algo que enfrentamos en todo el mundo, en Inglaterra en este momento no es un miedo tan grande, porque el naranja es tendencia y el rubio mantequilla viene fuerte, es más cálido y a la gente le gusta. Es una linda mezcla de tonos caramelos muy suaves y queda bien con un balayage u otras técnicas ‘freehand’, mucho mejor que un icy-cold (platinado). Ese tono tiende más al gris, que es para un look completo (todo el pelo) y un estilo más fuerte (…) Aquí en Chile en el casting de algunas modelos vimos puntas muy platinadas y en el contraste con las raíces se ve en muy mala condición, eso no funciona. Muchas mujeres creen que lo quieren, pero muy a menudo no queda bien.

Paul: También están estas celebridades como Beyoncé o Kim Kardashian que se pusieron muy rubias y eligieron que se viera muy ‘trashy’. No quieren que se vea muy glamoroso o terminado, sino con esa cosa como de hecho por ellas mismas. (…) Mirando alrededor por la ciudad me di cuenta de que el color de pelo predominante es oscuro, mientras que en Inglaterra es como el mío (castaño claro), eso hace que haya más tonalidades naranjas, amarillas y rojas cuando el color se va y hay que neutralizarlo.

En el street style prendió mucho el pelo de fantasía, ¿creen que seguirá creciendo?

Paul: En Inglaterra fue una tendencia muy fuerte el ‘pelo de sirena’, pero creo que es más un estilo de fantasía para que se luzca la mano del estilista, no es algo que va a durar en el pelo.

Ken: Es una tendencia de ‘high fashion’, es más un movimiento cultural, de esas cosas que llegan y se van rápido, y atrae a ese tipo de personas. Me parece que el pelo gris es lo más interesante en el sentido de que pareciera ser una cosa más global… El rosa pastel también es como más actual, para cierto tipo de personas.

¿Quizás porque el rosado es más parecido al rubio?

Paul: Sí, y tiene eso que si quieres usarlo un fin de semana, para el miércoles ya se habrá salido. No te vas a meter en problemas en el trabajo, (ríe) es socialmente más aceptado.

¿Qué colores nos lucen a las latinas?

Ken: Sé que ustedes tienen estaciones diferentes pero si nos enfocamos en lo global te puedo decir que la primavera y verano traen movimiento y ondas. Eso está súper, superfuerte. Para las latinas es una tendencia positiva, para sacar a relucir el movimiento que tienes escondido.

Paul: Y también trabajar con el color. Por ejemplo, puedes observar cómo se comporta tu pelo con la naturaleza, el color que toma con el sol y dices ‘ahh voy a hacer eso otra vez’, aunque la piel haya cambiado, quizás lo quieres conservar más claro. Para mí ese pelo sin esfuerzo es lo más sexi y es lo que te quedará mejor.

Las expectativas

Ambos profesionales reconocen que en la vida del estilista la batalla de las expectativas con los resultados que se pueden esperar es un tema complicado. “Sobre todo cuando llegan al salón con una foto y quieren ese color y estilo exacto. O si son morenas y quieren ser rubias; podemos hacerlo pero tiene que ser el rubio adecuado. Muchas quieren ceniza y no siempre se ve bien, entonces sugerimos uno más rosado o más dorado”, explica el colorista Paul Dennison.

¿Qué es lo más difícil al momento de lidiar con las expectativas de la gente?

Ken: Elegir el tono correcto. A veces quieren un color que choca con el tono de piel y puede ser catastrófico. Cuando eso pasa, de pronto ves TODAS las imperfecciones. Es increíble que eso lo pueda hacer el tono equivocado. Por eso creo que es más difícil para un colorista, yo que corto puedo dar argumentos de la forma de cara, el tipo de pelo y cómo puedo cambiar eso. También les advierto qué tan difícil puede ser mantener el look. Esos argumentos facilitan convencer al cliente.

Paul: A veces me llevan una foto con la parte trasera del pelo, y eso no sirve, no puedes ver un look así. La mayoría de las veces creo que no solo quieren el estilo de la celebridad sino que también verse como ella, y podemos hacer que el pelo se vea así, pero (risas) hay que ser honesto y saber decir ‘no’. Hay que prometer poco para poder entregar más, no hay que asegurar el look. Si puedes dar una razón de por qué no va a funcionar y entregar alternativas, (los clientes) van a escucharte, confiar en ti y volverán a ti, eso es lo más importante.

¿Cuál es la mejor parte de crear un look?

Ken: Como corto y peino, mi parte en esta historia viene después de la preparación, que generalmente es el color, y yo soy el que junta todas las piezas y ve la cara del cliente. (La mejor parte) es cuando haces un cambio y observas este ‘crecimiento en la silla’ (de la persona) mientras ejecutas el cambio, porque ellos saben que se ven bien y les gusta.

Paul: A una de las modelos le cortamos el pelo, le hicimos chasquilla y le pusimos el pelo negro casi azul y se vía ‘wow’, y ella estaba así también, como ‘creciendo en la silla’ y ganando confianza. Yo creo que por eso es que uno lo hace. Hacer a la gente feliz, verlos sonreír es un sentimiento increíble (…) Esas historias que te dicen ‘me fui a la peluquería, salí en la noche y encontré al hombre de mis sueños’, eso no pasa porque fuiste a la peluquería, sino que te sientes mejor contigo, ganas autoestima.

El reinado del largo medio


“Desde el punto de vista de los cortes, definitivamente viene el largo medio o súper, supercorto, y cuando digo supercorto es tanto como el mío si es que no es más corto. Antes nunca se vio a las celebridades cortarse tanto el pelo. Y como decía, este largo medio superchic y afrancesado seguirá predominando. Desde el punto de vista del estilo, seguiremos viendo el bob, y la razón de que sea una tendencia tan fuerte es que puede ser un bob corto o un lob. Puede ir un poco más arriba o dejarlo crecer un poco. Puede peinarse muy liso o con más movimiento”, dice el hairdresser Ken Picton.

Tendencias 2016