Cocina

Albóndigas de coliflor

“Con solo 7 ingredientes, estas albóndigas son fáciles de preparar y superricas, especialmente cuando se sirven sobre pasta integral y salsa de tomate con albahaca. No llevan huevo ni lácteos, y aun así las bolitas son fáciles de formar sin que se desarmen”, explica la cocinera.

  • Josefina Strahovsky

Compartir vía email

Producción: Antonia Cafati Foto: Alejandra González Receta: Yasmin Rebolledo

Ingredientes para 20 unidades

1 taza de quínoa sin cocer

1 cabeza de coliflor

2 dientes de ajo

¾ taza pan rallado

2 cucharaditas de perejil seco

1 cucharadita de orégano seco

1 cucharada de mezcla de aliño seco italiano

Aceite de oliva a gusto

Preparación:

1. Precalentar el horno a 190° 2. Cocinar la quínoa -según instrucciones del paquete (previo lavado)- y al mismo tiempo cocinar la coliflor al vapor 3. Una vez cocidas la coliflor y la quínoa procesar junto con el ajo 4. Retirar y añadir el pan rallado, el perejil, el orégano y condimento italiano. Revolver con las manos 5. Refrigerar durante 10 a 15 minutos para que la mezcla se endurezca un poco 6. Formar las bolitas con la mezcla del tamaño deseado 7. Calentar un poco de aceite de oliva en una sartén grande y luego sellar las albóndigas hasta que estén ligeramente doradas 8. Llevarlas a la bandeja de horno y hornear por 15 minutos o hasta que las albóndigas estén firmes.