Belleza

Fanáticas de la belleza coreana

Las mujeres coreanas lucen un rostro terso, liso y luminoso en gran parte por la genética y también por lo detallistas que son con el cuidado de la piel. Los muchos pasos de limpieza, hidratación, protección solar y productos de alta tecnología a los que recurren cautivan también a mujeres de Occidente. Entrevistamos a algunas usuarias que nos cuentan por qué han hecho de la belleza coreana (K-beauty) parte de sus rutinas de cuidado.

  • francisca.colussa

Compartir vía email

600
En las últimas semanas hemos comentado varias novedades en el mundo de la cosmética, curiosamente casi todas provenientes de Corea. Pareciera que todos los meses hay algo nuevo e interesante por descubrir, pero tal vez seamos nosotros quienes recién estamos abriendo los ojos ante un fenómeno que siempre ha sido importante en ese país y que desde hace al menos cinco años avanza a paso fuerte en Europa y Estados Unidos.

“La industria de la belleza siempre ha sido vigorosa en Corea. Esto tiene que ver con una cultura que le da un lugar importante a la apariencia física, apoyada por un motor farmacéutico y de investigación y desarrollo (…). Sin duda alguna, en los últimos años ha habido un gran despegue y creo que es porque la ciencia ha avanzado. Las fórmulas e incluso el ‘packaging’ han mejorado mucho”, explica la corresponsal de belleza coreana para Refinery29, Joyce Kong (@Joyceikong).

Y es la misma tecnología la que contribuyó a su despegue acá, de la mano de redes sociales y youtubers que han despertado la curiosidad de las chilenas para aventurarse a comprar online. Tamara Reyes es maquilladora y creadora de la página de belleza Blush.cl y comenzó a interesarse en la K-beauty navegando por Internet. “Descubrí a bloggers internacionales que comparten sus rutinas y demuestran que los rituales asiáticos son efectivos, y también gracias al boom de las compras online me interesé en los productos coreanos por la complejidad de sus ingredientes y lo interesante de sus hábitos de belleza. No es que solo usen tónico y crema, son procesos de cinco, seis, siete productos que se aplican de una manera y orden específico para lograr resultados increíbles. Tienen mucha conciencia del daño por la radiación solar y han desarrollado productos para proteger la piel”, asegura.

Innovación y envases divertidos

Acá no estamos acostumbrados a ver envases muy coloridos y menos con caritas o gráficas infantiles. Aunque a algunos podría generarles desconfianza, ha sido un motivo para capturar a nuevos admiradores, como la estilista del Salón Felicia, Felicia Morales, quien atribuye la llegada de la belleza asiática “al mismo interés que ha generado toda la cultura oriental en el último tiempo. Comenzaron a llamar la atención la música, la moda, el animé y por ahí también entró el maquillaje tanto de Corea como de Japón (…). La K-beauty reúne dos cosas que la hacen popular: empaques lindos y productos buenos”, opina.

La periodista de Refinery29 Joyce Kong, también destaca la efectividad de contar con envases de aspecto ‘tierno’. “Los empaques reciben un montón de atención fuera de Corea, yo creo que además de ser ‘cute’ comparten un denominador común: la innovación. El mejor ejemplo son las bases cushion, que son usadas prácticamente por todas las coreanas, porque reúnen skincare, cobertura y FPS en un envase muy conveniente, es lo último en maquillaje sin esfuerzo”.

Esta cosmética es muy dinámica en su propio mercado. “Es una industria superreactiva a las tendencias. En EE.UU. o Europa existen estrictas regulaciones que los restringen de poder llevar productos más innovadores al mercado con mayor rapidez (…). La industria cosmética coreana se adapta al feedback que entregan los consumidores para incorporarlo rápidamente en los productos”, agrega Kong.

No podemos olvidar que en Asia las tradiciones son importantes. Por eso, muchas fórmulas mantienen elementos de la medicina oriental e ingredientes de la naturaleza. Es muy común encontrar por lo menos una veintena de extractos botánicos, como ginseng, extracto de arroz y raíz de licorice. Así que las que buscan opciones más ‘naturales’ pueden encantarse con marcas como Sulwhasoo y Hanyul, que son más apegadas a la tradición oriental en sus líneas, aunque pueden vitrinear muchas más alternativas en sitios como shopatkorea.com, koreadepart.com o clubcliousa.com, todas con envíos internacionales.

Dónde comenzar


Como existe tanta variedad de productos y objetivos, puede ser difícil elegir con qué partir si se quiere probar algo. Las entrevistadas dicen que la mayoría comienza con las ‘sheet masks’, porque permiten ver resultados más inmediatos -por ejemplo, de hidratación, desinflamación o astringentes- y son baratas (se pueden encontrar desde 1,23 dólares hasta US$ 70). “Estas máscaras, que parecen de papel, tienen un concentrado muy potente de ingredientes activos, ya hice mi pedido a BonjourHK.com y estoy esperando que lleguen”, dice entusiasmada Tamara.

Aun cuando acá no es posible encontrar muchas marcas de productos coreanos (en algunos centros estéticos venden la marca Skin79 y en The Republic of Beauty está Secret Nature), las curiosas pueden aventurarse online. La estilista Felicia Morales dice que se va a la segura comprando por Internet Etude House (marca de maquillaje) y Tony Moly. “Nunca me he llevado una decepción con productos de estas marcas”, afirma. Joyce Kong recomienda buscar la línea de Dr. Jart+ para humectar y fortalecer la barrera cutánea, el maquillaje de Clio y de Son & Park.