Vida Sana

Vuelta a la rutina, pero sin estrés

Después de unas largas vacaciones, regresa el ajetreo del trabajo, el colegio, los turnos y las actividades extraprogramáticas, entre otras. ¿Cómo hacer para que tanta actividad no nos pase la cuenta?

  • Angelica Lamarca

Compartir vía email

Producción: Tam Jiménez Foto: Orlando Pallero Agradecimientos: Casa & Ideas y Pórtico

Las prioridades

El no tener claridad de lo que uno quiere nos hace abarcar más cosas de las que se puede y va quedando menos tiempo para detenerse y priorizar, explica la psicóloga y terapeuta familiar María Elena Gumucio. Hay que identificar lo que deseamos, lo que nos parece más importante, de lo contrario, no seremos capaces de priorizar y saber qué aceptar y qué no.

Para privilegiar
– Aprender a darse un tiempo para detenerse y pensar en uno mismo.
– Buscar un momento de tranquilidad en que uno pueda centrarse en el presente, conectarse en cómo sentimos el cuerpo, las cosas que nos preocupan y hacer una lista con los pendientes.
– Revisar la lista y poner números en orden de prioridad o urgencia que se tenga en el tiempo.
– Dejar siempre un par de cosas que se puedan rechazar. Darse la posibilidad de no tener
que cumplir todo.

Decir que no

María Elena Gumucio, psicóloga y terapeuta familiar de Red de Salud UC, explica que el decir que no supone una sana autoestima, que permite poner un límite personal respecto de lo que se quiere y se puede abarcar. Cuando se aprende a establecer ese límite es posible concentrar la energía en las cosas que realmente interesan, sin vivir sobreexigidos ni estresados.

Cómo decir que no (pasos a seguir)

Saber que no se puede abarcar todo. Es necesario conocer los propios límites.

– Tolerar la ansiedad y culpa que se siente al frustrar el deseo de otro con nuestro “no”.

– Para decir “no”, primero hay que conocer las propias prioridades y saber lo que realmente se quiere.

– El “no” debe ser dicho de forma firme y clara, sincera y respetuosa. Usar un tono verbal y una postura corporal que indiquen al interlocutor que es una decisión tomada y dar la razón principal del porqué, evitando explicaciones que confundan.

– Basta con decir “lo siento, no puedo” de manera franca y respetuosa. Con esto, el otro entiende y no se dañan relaciones.

Respirar

El instructor de yoga Rodrigo Cáceres (8-2047213) comenta que respirar es de suma importancia para enfrentar el estrés de la vida cotidiana, ya que éste acorta la respiración, causando ansiedad. Al respirar, nuestro organismo se llena de vitalidad y energía. La respiración ayuda al flujo energético en el cuerpo, extendiéndose por el sistema nervioso y la corriente sanguínea, distribuyéndose y rejuveneciendo todas las células.

Buena técnica:

– Observar el flujo de la respiración estabiliza el sistema nervioso central. Sumergirse en las inspiraciones y espiraciones de manera natural.

– Después de tomar conciencia del propio flujo de la respiración por un par de minutos, agregar retenciones con los pulmones llenos de dos a tres segundos, soltando lentamente el flujo de aire. Al vaciar los pulmones completamente, retener de dos a tres segundos los pulmones vacíos.

– Hacer esto por un total de cinco minutos.

Sueño reparador

La naturópata Denisse Ortiz (9-1253718) explica que dormir menos de siete horas por la noche influye en las subidas de peso. Dormir menos de seis horas produce deterioro cognitivo, que podría tener repercusiones tanto en el hogar como en la vida laboral. Y dormir de cuatro a seis horas solo una noche afecta pensar con claridad al día siguiente. A su vez, la falta de sueño se vincula a un mayor riesgo de depresión. Por esto, para enfrentar la vida diaria con un nivel menor de estrés, lo ideal es tener una buena higiene de sueño, no menor a siete horas.

Buen consejo:

– Mezclar cinco gotas de aceite esencial de lavanda, cinco de manzanilla noble, 10 gotas de mandarina. Todo esto en 10 ml de aceite vegetal y aplicar en muñecas y plantas de pies media hora antes de ir a dormir.

Buen dato

Nada mejor que darse un tiempo con uno mismo para conectarse con las prioridades y necesidades diarias. Y si, además, se relaja y descansa, uno se llena de energía para hacer lo que el día nos depara. Para esto, un lugar recién inaugurado, el Spa del Silencio, perteneciente a Spa One & Only, ofrece servicios en masajes, relajación, salud y tratamientos corporales. Además, su infraestructura permite desconectarse del ruido de la ciudad y la vida ajetreada, invitando a conectarse con el silencio interior, la quietud profunda y el despertar de los sentidos.

Dónde: Luis Pasteur 5766, Vitacura / Fono: 27525895 / www.spaoneandonly.cl