Moda

Los beneficios de las fibras naturales en la ropa

El algodón absorbe la humedad, el bamboo es hipoalergénico y el cobre antibacteriano. Esas son sólo algunas de las muchas características de estas ecológicas propuestas.

  • camila.marnich

Compartir vía email

Algodón:

La fibra de algodón crece de la planta del algodón. Es casi celulosa pura, suave y permeable, lo que la convertido en la fibra natural más popular del mundo. Absorbe la humedad rápidamente, por eso es tan confortable en climas cálidos. Su gran fuerza de tracción con el detergente hace que sea muy fácil de lavar.
Características: suave, permeable, absorbe la humedad, es fresco y fácil de lavar.

Bamboo:

La fibra de bamboo es de origen vegetal y se fabrica usando celulosa de bambú, obtenida de la pulpa de la caña de la planta. Posee un elevado valor ecológico puesto que proviene de cultivos con ciclos renovables cortos y se hace sin el uso de químicos fuertes, con métodos que requieren menos agua que los métodos convencionales de secado. La fibra de bamboo aplicada al tejido ofrece una sensación de frescura y libertad. Gracias a su estructura molecular, absorbe y evapora casi instantáneamente el sudor humano.
Características: muy suave, antibacterial, hipoalergénico, termorregulador (es cálido en verano y fresco en verano), absorbe la humedad y protege contra los rayos UV.

Micromodal:

El modal proviene del árbol de la haya. Normalmente se fabrica por el proceso de la viscosa; posee alta tenacidad y elasticidad en mojado. Su tacto suave ofrece una sensación de “piel sobre piel”. Absorbe la humedad un 50% más que el algodón y más rápidamente. Produce un efecto brillante, por ser una fibra lisa, muy ligera y de tacto muy agradable.
Características: es hidroabsorbente, ligera y durable.

Cobre:

El cobre es una fibra natural de origen mineral y es considerada la más saludable del mundo. Está comprobado que elimina el 99% de los gérmenes al estar en contacto con él. Cuida la piel de posibles infecciones, elimina malos olores causados por hongos y bacterias. Proporciona una zona de protección bacteriana en las áreas de mayor transpiración.
Características: antimicótico, antibacterial, elimina malos olores, filtra los rayos UV y es cicatrizante.

Hilo mercerizado:

Este proceso fue desarrollado en 844 por John Mercer, científico textil nacido en Inglaterra. Él trataba fibras de algodón con hidróxido de sodio y como resultado, las hebras de algodón se hinchaban. De esta forma se aumentaba su resistencia y facilitaba su tintado posterior. La mercerización es un tratamiento para el hilo y los tejidos de algodón y cáñamo que les otorga un acabado brillante.
Características: es brillante, resistente, permeable, absorbe la humedad, es fresco y fácil de lavar.

Lana:

La lana es una fibra de origen animal que proviene de ovejas, alpacas, llamas y otros ovinos que son esquilados usualmente una vez al año. Luego del desgrase para remover grasa y suciedad, la lana es cardada y peinada. Más tarde son hiladas en hilos para telas o prendas de tejido de punto.. Las telas hechas de lana tienen mayor grosor que otros textiles, proveen mejor aislamiento y son elásticas y durables.
Características: conserva el calor, es aislante, elástica y durable.

Fuente: Monarch