Gastronomía

Costillas de cordero con ensalada tibia de arvejas, feta y couscous

Sin importar el contexto, cocinar puede ser el mejor panorama para este Día de los Enamorados. Aquí una muy buena idea.

  • Josefina Strahovsky

Compartir vía email

Producción Antonia Cafati  Fotos Orlando Pallero  Recetas Camila Moreno y Matías López

400Ingredientes para 2 personas
1 costillar de cordero (4 costillas por persona)
1 taza de huesos de cordero o despuntes
2 chalotas
1 rama de apio
3 cucharadas de syrup de granada
¼ taza de brandy o cognac
1 taza y ½ de couscous
¾ taza de arvejas frescas
2 cucharadas de menta fresca cortada
¾ taza de queso feta cortado en cubos chicos
3 cucharadas de aceite de oliva
2 taza y ½ de caldo de verduras o carne
1 cucharada de mantequilla
Sal y pimienta a gusto

Preparación
1. En un bol amplio colocar la mantequilla cortada en cubos y sobre ella el couscous. Hidratar con 1 taza y ½ de caldo hirviendo por 5 minutos, cubriéndolo con film plástico 2. Una vez pasados los 5 minutos granearlo con la ayuda de un tenedor, agregando, poco a poco, el aceite de oliva 3. Añadir las arvejas cocidas al dente, el queso feta y la menta. Condimentar con sal y pimienta a gusto y reservar 4. En una sartén dorar los huesos de cordero o despuntes del mismo costillar, agregar las chalotas y el apio cortado de forma irregular pero chico. Una vez dorado y con temperatura añadir, con cuidado porque se flambeará, el brandy o coñac 5. Agregar 1 taza de caldo de carne o verduras y reducir hasta obtener un tercio del líquido y verter el syrup de granada. Dejar en el fuego hasta obtener un punto de salsa 6. En una plancha o grilla caliente dorar las costillas de cordero, agregando sal y pimienta a gusto al darlas vuelta. Cocinar por 7 minutos en total o hasta que su interior esté rosado parejo 7. Servir las costillas, cubriéndolas con la salsa y acompañándolas con la ensalada tibia de couscous.