Vida Sana

Los 6 mitos más comunes sobre el entrenamiento con pesas

Para muchas personas levantar pesas es considerado un ejercicio de hombres. Sin embargo, este entrenamiento tiene múltiples beneficios para el organismo y es el más eficiente cuando el objetivo principal es quemar grasas, por lo que resulta perfecto para las mujeres. Comencemos a derribar mitos.

  • pmorales

Compartir vía email

pesas-ad
Muchas mujeres miran desde lejos el entrenamiento con pesas porque consideran que es un deporte solo para los ‘musculines’ y por el temor a los cambios que éste puede generar en su cuerpo. Para la Gerente de Smart Fit, María Paz De Casacuberta, se trata solo de mitos. “El levantamiento de pesas, además de ser un ejercicio simple y efectivo, favorece la disminución de grasa de manera rápida y duradera. La clave está en seguir los ejercicios de un plan personalizado que tenga objetivos realistas, usar una buena técnica y mantener regularidad en el entrenamiento”, asegura.

¿Verdadero o falso?

1. Las mujeres desarrollan músculos enormes o se ensanchan (Falso)
Factores como la genética y el bajo nivel de testosterona hacen a las mujeres menos susceptibles al aumento de masa muscular en relación a los hombres, independiente del programa de entrenamiento.

2. Entrenar con pesas disminuye la flexibilidad (Falso)
Al contrario, los niveles de flexibilidad aumentan en diferentes articulaciones al trabajar el músculo de manera completa.

3. El entrenamiento de fuerza daña las articulaciones (Falso)
Si se realiza de manera adecuada, mejora la resistencia de los ligamentos que mantienen unidas las estructuras articulares, lo que las hace más estables y menos propensas a padecer lesiones.

4. El entrenamiento con pesas toma muchas horas para lograr resultados (Falso)
Estudios han demostrado que ejercitar dos veces por semana, por 30 minutos, trae resultados sustanciales y notorios en la tonicidad muscular y fuerza.

5. Se pueden elegir áreas específicas para quemar grasas (Falso)
La combinación del entrenamiento regular de fortalecimiento muscular, ejercicios aeróbicos y hábitos saludables de alimentación dan como resultado una pérdida de peso y grasas a nivel general.

6. Si se deja de entrenar por mucho tiempo el músculo se convierte en grasa (Falso)
Es imposible que el músculo llegue a convertirse en grasa a causa de la inactividad, dado que ambos tejidos son completamente diferentes.