Vida Sana

A partir de hoy…

Cambio de año, cambio de vida. Podemos dejar atrás el 2015, cargarnos de energía y comenzar un nuevo período lleno de bienestar y con una mejor calidad de vida. Aquí van datos para que este 2016 sea un año más saludable.

  • Angelica Lamarca

Compartir vía email

Producción: Tam Jiménez R. Foto: Alejandra González Agradecimientos: Contrapunto

Beber más jugos verdes

Blanca Valdés, directora y cofundadora de La Prensa (www.jugoslaprensa.cl) y certificada en Juice Master UK como Natural Juice Therapist, dice que es muy importante incluir en la dieta diaria los jugos verdes, especialmente para aquellas personas que no comen muchas verduras y frutas crudas. Las frutas y verduras crudas, ya sea en jugos o ensaladas, aportan vitaminas, enzimas, minerales y micronutrientes, entre muchos beneficios. Son una fuente de energía y salud, son alcalinizantes, antiinflamatorias, anticancerígenas y depurativas.

Cómo partir incluyendo zumos o batidos verdes en la dieta diaria:

-Un zumo fácil de hacer es el siguiente: llevar a la juguera o pasar por un extractor normal limón, apio y uva. Si no gusta con fibra puede colarse con muselina o hacerse en un extractor.

-Batido: un puñado de espinacas, medio pepino sin cáscara, 1 mango o 3 duraznos. Meter a la juguera con un poco de hielo y agregar agua purificada o jugo de naranja natural.

-Despacho de jugos: La Prensa despacha jugos prensados en frío a domicilio o a la misma oficina.

Comer menos alimentos procesados

La nutricionista y naturópata experta en nutrición ortomolecular Nelba Villagrán (6-8982454) explica que muchos alimentos procesados son altos en grasas saturadas, sal, azúcar, sin fibra, refinados. Estos pierden los nutrientes presentes en su superficie, y debido a los procesos productivos (que aplican calor sobre ellos) reducen sus contenidos vitamínicos y fitoquímicos a la mínima expresión. Por esta razón, una buena manera de empezar este 2016 es bajar al mínimo su consumo o, mejor aun, dejarlos fuera de la dieta diaria.

¿Cómo saber qué alimentos dejar? Debemos leer las etiquetas. Mientras más compuestos de nombres extraños entre sus ingredientes tengan, son menos recomendables.

Incluir una comida ‘raw’ al día

z-wellness-adBelén Dussaubat, instructora y chef de raw food y creadora de www.chirimoyalegre.cl, dice que una comida al día de origen vegetal, cruda y natural promueve la hidratación del organismo y la limpieza de la sangre, gracias al aporte de agua y fibra que aportan las frutas y verduras.

Primera comida del día: Esta es la más determinante a la hora de purificar y depurar el organismo. Los desayunos altos en agua, vitaminas, minerales y fitoquímicos son requisito de una vida sana. Frutas cítricas o jugosas, los zumos verdes y los smoothies frutales son un excelente desayuno por su facilidad de ser digeridos y por su efecto depurativo de intestino, hígado, riñones, sangre y piel. Además hacen que el cuerpo se sienta liviano y lleno de energía.

Ejemplo: Partir el día tomando 500 cc de agua pura o con jugo de limón. Luego de un rato, al sentir hambre, la primera comida puede ser abundante fruta de categoría ácida como naranjas, mandarinas, piña, kiwi, frutillas y frambuesas. Otra opción son los zumos verdes de frutas como las mencionadas anteriormente y vegetales como apio, zanahoria y hojas verdes. Estos pueden prepararse en extractor o slowjuicer. Y una última alternativa son los batidos verdes hechos en la licuadora preparados con frutas de uno o dos tipos, agua y hojas verdes. Ejemplo: 3 naranjas, 3 duraznos, ½ vaso de agua y un trocito de jengibre.

Hacer 30 minutos de ejercicio al día

La profesora de educación física Pilar Caviedes (pilar@buonmangiare.cl) asegura lo siguiente:

Ejercicio diario: Es beneficioso realizar de manera constante cualquier actividad que provoque un gasto energético. Pueden ser 30 minutos al día o intervalos de 10 minutos cada vez. Lo importante es que sea de forma energética y progresiva, aumentando intensidad y no una caminata a velocidad de mall.

Cómo comenzar: Puede partir con caminatas de 20 minutos o baile con la música favorita. Otra opción es realizar un minicircuito en la casa que incluya trabajo de brazos, piernas, abdominales y mezclar con una vuelta a la manzana de caminata rápida. En 30 minutos se puede ejercitar todo el cuerpo.

Importante: Lo ideal es no dejar pasar más de 3 días sin entrenar, ya que la rutina de entrenamiento se corta; el cuerpo otra vez debe acostumbrarse al nuevo movimiento y esto no permite ni avanzar ni mejorar.