Columnas

Grimes: un ángel de pelo rosado

Casi siempre tiene su cabello rosado y una chasquilla no muy prolija. Se mueve como si no pesara mientras mira la cámara y entona sus canciones en los videos que ella misma dirige.

  • mariano.toledo

Compartir vía email

mrt2-destSiempre estuvo envuelta en un halo sobrenatural, quizás por su mirada perpleja, o tal vez por sus videos alucinógenos, o por su música, nueva y especial.

Claire Elise Boucher (27) se hace llamar Grimes, nació en Vancouver, Canadá, y desde muy pequeña tuvo a la música como su principal interés; tanto así que dejó botada la universidad para dedicarse a jugar y componer con sus sintetizadores.

Cuando se mudó a Quebec dio forma a su ‘banda’, compuesta solo por ella misma.

Después de algunos lanzamientos fue con el sello 4AD (Saint Vincent, Cocteau Twins, Purity Rings), que lanzó su primer éxito de alcance mundial; Visions. Ha recibido numerosos premios, entre ellos el Juno Awards.

Además de su meteórica carrera en la música electrónica, su crecimiento en el mundo de la imagen fue exponencial; rápidamente comenzó a verse en todas las revistas de música y también en las de moda.

Esta jovencita rebelde de repente estuvo vestida por las mejores marcas del mundo y fue fotografiada para las más prestigiosas publicaciones.

No podía escaparse de Hedi Slimane (Saint Laurent), quien la retrató para la tapa de Dazed & Confused en 2012.

Si hay algo que me gusta de su estilo es que nunca ha perdido esa energía alternativa y disidente.

Su galería de looks es inagotable y da cuenta de su energía creativa.

Casi siempre tiene su cabello rosado y una chasquilla no muy prolija. Se mueve como si no pesara mientras mira la cámara y entona sus canciones en los videos que ella misma dirige.

Su album Art Angel(2015), cuenta con un documental hecho por “Fader Documentaries”, donde ella explica su proceso creativo y aparece en un shooting fotográfico con looks asombrosos.

En su último video, Flesh Without Blood, la verán como un cowboy con alas y como una María Antonieta de cabello morado y vestido ensangrentado.

Todo puede suceder en el planeta Grimes. En noviembre de este año hizo una performance multimedia en la gala del Museo Guggenheim de NY, junto a Dior, el patrocinador de dicha gala. El museo se transformó en un colorido espacio y Grimes cantó dentro de una estructura que llegaba hasta el techo de vidrio de la genial obra de Frank Lloyd Wright.

Se preguntarán qué poseen en común Dior, Wright y Grimes. Los tres tienen alas pero, además, ella es un ángel.