Belleza

Layering: combinaciones poderosas

Sabemos de los beneficios de los sérum, que además de preparar la piel y potenciar los resultados del resto de los productos de la rutina de belleza, hidratan, iluminan, atenúan arrugas y líneas de expresión e incluso combaten la hiperpigmentación. Pero, ¿qué pasa si en vez de aplicar uno utilizamos varios al mismo tiempo?

  • RevistaMujer

Compartir vía email

Por Constanza Espinoza y Javiera Mc Niven 

¿De qué se trata?

Esta técnica de belleza asiática consiste en esparcir diferentes sérums en el rostro, en una misma rutina de cuidados, para así trabajar diferentes problemas a la vez. En cuanto al término layering, la traducción literal al español sería capas, y puede referirse también a la aplicación de varios productos de belleza para ir creando “pisos” encima del rostro, que actuarán desde la superficie hacia el interior de la piel. “No es una técnica que se use mucho aquí”, dice Carla Muñoz, dermatóloga de Centro Médico Clínica Santa María La Dehesa y del centro GlobalDerm. “Pero los tratamientos que muchas veces indicamos los dermatólogos se basan en el uso de diferentes productos que se utilizan en forma secuencial. En algunos pacientes, además, se indica usar ciertos productos en la zona T, que habitualmente es más grasa y resistente, y otros productos distintos en áreas sensibles, como mejillas. Todo eso sería algo similar a la lógica del layering”, explica.

Sérum por tres

“El layering es una buena técnica si la persona tiene el hábito de cuidar su piel, porque para alguien que experimenta y no tiene la costumbre, será un ritual que resultará tedioso”, cuenta la cosmetóloga del centro Zapatitos Rojos, Karen Espinoza. “Podemos mezclar sérums, pero siempre con asesoría de un profesional”, advierte. “Son concentrados que vienen en diferentes densidades de activos y conductores. Por lo general, son cosméticos más fuertes para la piel, pero también efectivos, y si los mezclamos sin saber, podemos tener alguna reacción”, agrega.

Marta Gamarra, esteticista española, quien además es training manager en Le Bien De L’eau, explica la forma correcta en la que se realiza la técnica del layering con sérums. Es importante ser asesorada previamente por un profesional que haya indicado los productos adecuados que nuestra piel necesita.

¿Cómo hacerlo? Con el cutis limpio (pero siempre antes de aplicar una crema humectante, porque ésta sellará el proceso) comenzar por el sérum de textura más liviana. La forma correcta es esparcirlo y presionar suavemente con la yema de los dedos. Para no saturar la piel, la cantidad máxima de sérums por aplicar es tres, los que actuarán en las tres capas de la piel.

¿Cuánto debe esperarse entre aplicación? El sérum debe haberse absorbido por completo antes de utilizar el siguiente.

¿Con qué frecuencia se debe realizar esta técnica? Esta práctica puede incluirse sin problemas en las dos rutinas de cuidados diarias: mañana y noche.

¡Las mascarillas también!

La técnica se llama multimasking y consiste en usar distintas mascarillas, tomando en cuenta una zona específica y su requerimiento. “Es excelente”, comenta Karen Espinoza. “Es normal que las pieles presenten diferentes síntomas, como exceso de grasa y sequedad. Para esto se emplea esta nueva forma, que divide la piel por síntoma, tratándola con diferentes principios activos, consiguiendo un resultado uniforme”, cuenta. En su centro de estética incorporaron este tratamiento, donde aplican cuatro diferentes máscaras. La especialista advierte que las zonas varían según la persona, pero en Zapatitos Rojos utilizan: una máscara antioxidante de maqui en los costados de la frente, parte de las mejillas y escote; máscara purificante de zincidone, que regula la secreción de grasa en la zona T; máscara de colágeno y elastina, reafirmante que se utiliza en contornos de rostro y cuello, y finalmente una máscara de oro para párpados, que regenera, desinflama y reafirma.