Belleza

Si la vida te da limones…¡Hola cutis radiante!

En ensaladas, check. Limonadas, doble check. Los componentes de este fruto, que consumimos prácticamente a diario, aportan varios beneficios a la piel y el cabello; por ejemplo, aclara manchas, combate el acné y balancea un cutis graso. Consultamos a los especialistas para exprimir al máximo sus propiedades.

  • constanza.espinoza

Compartir vía email

600
Sus mejores cualidades.

“El limón, por su contenido de ácido ascórbico (vitamina C), tiene múltiples propiedades, tales como suavizar la piel y aclarar manchas. Además es un agente antienvejecimiento y antioxidante porque bloquea el efecto de los radicales libres”, cuenta la dermatóloga de Clínica Bicentenario Leticia Bórquez. “Su forma como ácido L-ascórbico es especialmente útil en este sentido. Se usa en pieles jóvenes como antioxidante y en tratamientos serum, cremas o peelings en cutis que han sido expuestos al sol. Un ejemplo son los peeling posverano que recuperan la piel del daño sufrido por los rayos solares”. “Posee una gran capacidad astringente”, agrega Mónica Böhmer, cosmetóloga del Centro de Medicina y Estética Medsthetik. “Esto permite que regule los niveles de grasa en el cutis y ayude en el tratamiento del acné; mantiene la piel más limpia y luminosa”, complementa.

Siempre con moderación.
“El limón, así como muchos otros elementos de la naturaleza, es un aliado de la salud y belleza siempre que se use con precaución y con la correcta indicación”, cuenta Carla Muñoz, dermatóloga de Centro Médico Clínica Santa María La Dehesa y del recién inaugurado centro GlobalDerm. “Puede ayudar, pero también irritar y producir hiperpigmentación si se aplica directamente. Por esa razón yo prefiero utilizar cremas o productos que tienen una dosis estandarizada de sus componentes”, advierte la especialista. “Si se va a usar es recomendable hacerlo siempre de noche y al día siguiente ser muy cuidadosa en la protección solar”, agrega. La doctora Leticia Bórquez concuerda: “Se pueden realizar mascarillas caseras que contengan algunas gotas de limón, siempre y cuando no se sufra de alergia ni se tenga la piel sensible. Luego de esto no debe haber exposición solar, y al día siguiente se debe usar protector cada 3 horas”, complementa. Realizar estos tratamientos en la noche y la posterior protección solar son fundamentales, debido a que el jugo de limón hace que la piel quede sensible a los rayos solares, y, de no tener cuidado, el cutis se manchará.

¡Para el cabello también!
“El limón es rico en nutrientes, por lo que ayuda a la piel y el cabello. Contiene ácidos alfahidroxiácidos (AHA) que permiten exfoliar las células muertas, elementos como el fósforo, vitamina B y antioxidantes. Por eso se utiliza en jabones, champús y aceites”, explica Mónica Böhmer. “Además regula el pH de la piel y ayuda en el crecimiento de un cabello más sano y brillante”, agrega. Mónica recalca que el jugo de limón es conocido como un tratamiento natural para la caída del cabello al estimular su crecimiento. “Lo ideal es mezclar el jugo de limón con agua y aplicar sobre el cuero cabelludo masajeándolo”, propone. Esta mezcla debe dejarse actuar por 10 minutos y luego enjuagar.

Mascarillas caseras
La cosmetóloga del Centro de Medicina y Estética Medsthetik Mónica Böhmer propone algunas recetas de mascarillas que pueden hacerse en casa. “El limón como ingrediente permite dar un brillo especial a la piel”, cuenta la especialista.

Limpiar la piel y luego dejar actuar la mascarilla por 20 minutos, lavar con agua tibia, aplicar crema humectante con factor nutritivo.

– Para pieles grasas: hacer una mascarilla con huevo batido y una cucharada de jugo de limón.
– Para pieles secas: mezclar miel, aceite de oliva y unas gotitas de jugo de limón.

Importante: no olvides las recomendaciones de las dermatólogas consultadas y realiza este tipo de mascarillas en la noche. Al día siguiente incorpora el protector solar a la rutina de cuidados y reaplica cada 3 horas.

Poderosa vitamina C
Esta vitamina es esencial en la síntesis de colágeno, proteína que da resistencia y flexibilidad a la piel. El limón tiene un alto contenido de esta vitamina y es un poderoso antioxidante que previene el daño en el ADN de las células. ¿Algún tratamiento facial profesional recomendado por las expertas? La cosmetóloga Mónica Böhmer propone el Intensive Q10 Treatment de Casmara, un energizante antienvejecimiento. Está compuesto por vitamina C y eneldo, combinación que aporta mayor luminosidad al rostro, mejora e incrementa la síntesis de colágeno. “Su intenso poder nutritivo lo hace especialmente recomendado para pieles secas, fatigadas y en general para las que requieran un estímulo reparador y energético. Puede ser aplicado en hombres y mujeres, de cualquier edad y en todas las épocas del año”, cuenta la especialista.

Un poco de historia
El limón proviene de la India. Su cultivo no existió en Occidente hasta después del siglo VII, luego con el descubrimiento de América pasó a estas latitudes y actualmente Argentina es uno de sus mayores productores a nivel mundial. Como un producto de belleza, el limón tiene una amplia trayectoria: en Egipto se mezclaba con azúcar para crear una pasta depilatoria, las mujeres romanas lo utilizaban para conseguir una piel tersa, en la Francia del siglo XVI el limón y la miel eran los ingredientes ideales para unas manos suaves y el romanticismo del siglo XIX lo convirtió en el aliado perfecto para conseguir la palidez que todos ansiaban.