Vida Sana

Las maravillas del té matcha

En Chile aún no es muy conocido, pero en Estados Unidos está de moda porque, aunque no es otra cosa que té verde pulverizado, aporta hasta 10 veces más antioxidantes que su versión tradicional.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

Por Javiera Mc Niven Foto Getty Images

400Ya en el siglo XII el consumo de matcha era una tradición entre budistas y samuráis en las ceremonias del té. Al igual que el té verde, se fabrica a partir del árbol Camellia sinensis. Su diferencia radica en el proceso de producción.

El té matcha es el polvo que se obtiene al moler hojas de este árbol, que luego se dejan secar a la sombra por alrededor de un mes para aumentar sus aminoácidos y antioxidantes, ingredientes que combaten el envejecimiento celular. Además, este polvo verde contiene cafeína, ingrediente estimulante que ayuda a incrementar los niveles de concentración y a mantener la mente alerta. “Es un buen remplazo del café. Es más sano y natural al no tener procesos químicos, por lo mismo es más amigable con los intestinos y no debería producir problemas al colon”, explica Miguel Ángel Cárdenas, naturópata de Natural Clinic.

Se estima que una taza de té matcha contiene 130 veces más de antioxidantes que una de té verde, lo que permite regular la acción de radicales libres en el organismo. “Esto contribuye a la prevención del cáncer, siempre y cuando lo consumamos en conjunto con una dieta equilibrada y realicemos ejercicio”, asegura la nutricionista de la Clínica Las Condes Giselle Muñoz.

Cómo y cuánto. La forma más común de tomarlo es como una infusión, disolviendo una cucharadita de matcha en 200 ml de agua hervida. Luego se debe batir. También se puede dejar enfriar y tomar como ice tea. Incluso se puede agregar a recetas de ensaladas como si fuera un aliño en polvo.

La nutricionista Giselle Muñoz aconseja tomar 2 a 3 tazas diarias sin azúcar para activar la acción de radicales libres, aminorar el estrés y reducir el colesterol. “Hay que considerar que en algunas personas hipertensas el consumo de este té puede generar alteraciones en los niveles de presión. En ese caso se debe moderar”, advierte.