Hombres

Emilio Edwards

De adolescente se debatía entre ser actor, bailarín, médico o kinesiólogo. Finalmente se decidió por estudiar teatro, pero no abandonó sus otras inquietudes y hoy también es terapeuta e intérprete de danza contemporánea. A sus múltiples facetas, en un mes sumará la de papá.

  • Maria Paz Maldonado

Compartir vía email

Foto: Rodrigo Cisterna

A los 15 años formó su primera compañía de teatro, La Kiltra, junto a las actrices María Gracia Omegna y Fernanda Márquez, dirigidos por Jesús Urqueta. Todos los días después del colegio partía a los ensayos, donde -según describe- por primera vez encontró algo que le hizo sentido. “Eran talleres rudos para nuestra edad, muy exigentes desde lo físico hasta la exposición, pero fue algo que le dio sentido a mis días. Cada vez que pienso qué tipo de teatro me gustaría hacer, creo que se parece mucho a ese que hacíamos sin haber estudiado aún; obras con un naturalismo muy rico, real, casi como si no estuviésemos actuando”, cuenta Emilio (31), quien por estos días graba los últimos capítulos para la teleserie Matriarcas (TVN).

Aunque desde que comenzó a actuar no paró más y estudiar teatro era el paso más obvio, nunca fue su única alternativa. “Siempre me ha gustado mucho la biología, así que estaba entre medicina y teatro, y luego se sumaron kinesiología y danza”, dice. Postuló y luego su puntaje en la P.A.A. hizo el resto, menos en el caso de la danza, ahí su falta de técnica le facilitó la decisión. “Antes de dar la prueba especial para teatro en la Universidad de Chile pasé a dar la prueba especial al Conservatorio de Danza, que quedaba cerca. No le conté a nadie, fue algo muy personal. Llegué sin saber nada de técnica, incluso había que ir con patas negras y yo ni tenía, así que me puse unos calzoncillos que pasaban piola. La prueba tenía una parte técnica y otra de improvisación con un pianista en vivo, ¡y yo di un jugo horrible en las dos! Parece que no vieron mi potencial”, describe riendo.

Pero no desistió y cuando egresó de la Escuela de Teatro de la Universidad Católica empezó a tachar sus pendientes. Hizo un diplomado de Salud para el Cuerpo en Movimiento, se instruyó en quiropraxia, se convirtió en terapeuta alternativo de osteopatía tibetana y estudió danza contemporánea. “Finalmente igual hice todo lo que tenía ganas pero por otros caminos”.

Por su interpretación en la obra de danza A Capela conoció a su pareja, también bailarina, con quien espera a su primer hijo para noviembre. “Ha sido una revolución bien fuerte. Eso que dicen de que todas tus prioridades cambian es tan cierto, además siento que su llegada es una oportunidad para que uno también renazca. La vida te da un revolcón y renuncias en parte a ti para ponerte en el lugar de tu hijo para siempre, todo por puro amor. Es heavy”.

[block_quote cite=] Emilio protagoniza la película En la Gama de los Grises, que se estrena el 29 de octubre, el mismo día que comenzará a impartir clases de conciencia y movimiento en el estudio Yoga Surya de Vitacura. Además prepara el remontaje de la obra A Capela para Santiago a Mil 2016. [/block_quote]