Moda

Balmain y H&M se adueñaron de la noche neoyorkina

Olivier Rousteing sorprendió con una colección llena de glamour creada en colaboración con H&M y que estará el próximo mes disponible en todo el mundo. Alta moda low cost.

  • Paula Olmedo

Compartir vía email

La noche del martes 20 de octubre en Wall Street con Broadway no se veían ejecutivos de traje ni gente caminando rápido ni haciendo parar taxis. El centro financiero de Nueva York en cambio estaba plagado de celebridades y fashionistas llegando puntuales a la presentación de la última y muy esperada colaboración de H&M con un diseñador de renombre. Esta vez era el turno de Balmain Paris, casa francesa que en los últimos años se convirtió en la favorita de modelos como Kendall Jenner y Gigi Haddid, y de artistas como Rihanna, quienes empezaron a lucir con frecuencia los diseños de Olivier Rousteing, el joven director creativo de Balmain y el responsable de la efervescencia que vive estas casa de modas.

La noche del martes empezó con un desfile de famosos entre los que estaban la it girl Alexa Chung, la modelo Diane Kruger y algunas de las hermanas Kardashian, entre muchos otros. Después de un breve cóctel, empezó el desfile en el que Rousteing mostró mucho más de los adelantos que había mostrado la prensa en los días previos. Su colección creada para H&M era una explosión de color y fuerza. Nada para el día a día: la gran mayoría de las prendas están hechas para ser visto en una discoteque o en una fiesta y tienen el sello de su creador en la osadía, el colorido y la riqueza de sus texturas. Porque crear una colección ´low cost´ no fue impedimento para que Rousteing de todas maneras dejara su impronta lujosa y sensual: en la conferencia de prensa que había dado esa mañana había dicho que su pieza favorita de las que creó para la multinacional sueca es una chaqueta de terciopelo bordad con cientos de perlas que, por cierto, fue un desafío fabricar a un costo razonable que no provocara un alza de precio notable.

Finalmente, entre los aplausos para el diseñador al cerrar el desfile, se anunció una gran sorpresa: los Backstreet Boys inundaron con su música noventera y sus coreografías mil veces copiadas el recinto, donde los asistentes corearon todas sus canciones. Y para cerrar la noche se invitó a los asistentes a disfrutar de un privilegio exclusivo: visitar la tienda pop up ubicada en el subterráneo del edificio y ser las primeras personas del mundo en tener alguna prenda de la colección H&M by Balmain que estará a la venta en todo el mundo el 5 de noviembre.