Vida Sana

La importancia de la tiroides

Esta glándula es esencial para diversas funciones del organismo. Aquí algunos datos para mantenerla en buen estado y así lograr que el cuerpo esté más saludable.

  • Angelica Lamarca

Compartir vía email

Producción: Belén Muñoz Foto: Alejandra González Ilustración: Consuelo Astorga

[block_quote cite=]Es muy importante tanto en hombres como mujeres, ya que mantiene el metabolismo de las células, permite el gasto energético, mantiene la temperatura corporal, entre otras funciones. Y en la mujer cumple, además, un rol primordial en la función ovárica y durante el embarazo. [/block_quote]

Sus funciones

El doctor Patricio Trincado, endocrinólogo de Clínica Las Condes, explica que la tiroides produce hormonas tiroideas (T3 y T4) que activan las células del organismo.

Tiroides y peso

El endocrinólogo Patricio Trincado expone que los cambios en los niveles de hormonas tiroideas determinan cambios en el gasto energético de las células. Por eso, un exceso de hormona tiroidea puede llevar a un aumento del gasto energético y disminución de peso. Por otro lado, una disminución en los niveles generaría menor metabolismo de las células (menor gasto de energía) y aumento progresivo de peso.

Hipo e hiper

El doctor Pablo Florenzano, endocrinólogo de Red de Salud UC-Christus, explica que el hipotiroidismo se define por una disminución de las hormonas tiroideas en la sangre. Las causas más frecuentes son la destrucción de la glándula por mecanismos autoinmunes y la resección quirúrgica de la tiroides por presencia de nódulos o cáncer. El hipertiroidismo, en cambio, se caracteriza por un aumento excesivo de las hormonas tiroideas en la sangre. Las causas más frecuentes son enfermedades autoinmunes o nódulos benignos que secretan hormonas en forma no regulada.

Estilo de vida

El endocrinólogo Pablo Florenzano explica que para mantener una tiroides saludable el estilo de vida recomendado es similar al que beneficia la salud en forma integral: mantener un peso normal gracias a una dieta equilibrada y ejercicio frecuente. También se recomienda no fumar y evitar la ingesta excesiva de sal.

Alimentación

La nutricionista y coach integral Sofía Cienfuegos (7-6480305) explica que para que la glándula tiroides pueda fabricar la hormona tiroxina (T4) y la triyodotrionina (T3), necesita yodo, elemento que el cuerpo es incapaz de generar por sí mismo, por lo que debe ser incorporado en la dieta. Si no consumimos suficiente yodo no se puede producir correctamente la hormona tiroidea y existe mayor riesgo de presentar enfermedades como el bocio, hipotiroidismo y algunos problemas en el embarazo. Para ingerir buenas cantidades de yodo debemos sumar a la alimentación mariscos, algas marinas, pescados de agua salada, lácteos, huevos, derivados de la soja y ciertos panes.

Para tener en cuenta:

Paradójicamente, como todo en nutrición se trata de balances: el exceso de yodo en la dieta también puede ser perjudicial para la tiroides, particularmente en personas que ya presentan problemas como nódulos tiroideos, enfermedades autoinmunes de tiroides o hipotiroidismo.