Vida Sana

Propósito: una casa sin basura

La meta es posible porque mucho de lo que se va con el camión recolector de desperdicios es materia prima. De los 16,9 millones de toneladas de basura al año que se producen en Chile o del kilo promedio que los chilenos generamos diariamente, el 90% puede destinarse a fines sustentables. Lamentablemente, solo el 17% recicla y casi el 40% no lo hace por ignorancia (informe Reciclaje: ¿Qué tanto nos interesa?, GFK Adimark, 2014).

  • Macarena Anrique

Compartir vía email

Producción María Eugenia Ibarra Foto Nicolás Abalo Maquillaje y pelo Pati Calfio

400Cuestión de actitud.
Zero Waste Home es una iniciativa de la francesa Bea Johnson, autora del libro del mismo nombre, donde cuenta cómo cambió su vida al decidir no generar basura, esto hace siete años ya. Casos como el de Johnson hay más por el mundo. Y también en Chile. Un ejemplo es la diseñadora Paloma Prado, integrante de Nido Textil, quien hace años solo bota mensualmente lo que cabe en dos bolsas grandes de supermercado: “Los pañales nocturnos de mi hija, ya que de día utilizo lavables; también basura de la aspiradora y desechos que no recibe el punto limpio, como PVC y plumavit”.
www.zerowastehome.com

Según la Universidad de las Naciones Unidas (UNU), durante el año pasado hubo 41,8 millones de toneladas de basura electrónica. Para 2018 se esperan 50 millones de toneladas. ¿Una solución? La Fundación Chilenter recibe residuos tecnológicos que recicla o reacondiciona para prolongar su vida útil. 
www.chilenter.cl

Pensar antes de comprar.
Disminuir la producción de residuos parte por no acumularlos eligiendo comprar con menos empaque o a granel. Por supuesto, sirve evitar las bolsas de plástico; las más comunes son las de polietileno de alta densidad, no biodegradables pero sí reciclables en puntos que informa Yo Reciclo. Las de género, opción mucho más ecológica, se pueden hacer a gusto propio, eligiendo tamaño y diseño, por ejemplo, en Eco3R.
www.yoreciclo.cl/recicla-tu-bolsa
www. eco3r.cl

Nuevos usos.
La ropa en mal estado y los restos de lana tampoco se botan, son útiles como retazos de relleno para cojines o un puff; las mallas plásticas donde viene las frutas, una dentro de la otra, forman una esponja gruesa para lavar la loza, y los objetos de plástico pequeños, como lápices, sirven para rellenar botellas plásticas de bebida, material de construcción denominado ecoladrillo que recibe la ONG La Fabulosa Minga Sustentable.
Facebook.com/lafabulosa.mingasustentable

Qué y dónde reciclar.
Se pueden reutilizar plásticos, cartones y papeles (no absorbentes usados), latas y metales, vidrios, cajas de leche o jugos, residuos eléctricos y restos orgánicos como cáscaras de verduras y huevos.
La tarea se facilita teniendo contenedores para cada uno de estos desechos. Los orgánicos van a la compostera (para tierra de buena calidad en el jardín). El resto puede irse con el sistema de recolección comunal o a los puntos limpios de la ciudad.
AllGreenup es una app gratuita que informa sobre puntos de reciclaje. Si aportamos con datos de otro, suma puntaje para canjear productos de marcas asociadas.
Triciclos tiene ‘puntos limpios’ en diferentes ciudades para recibir más de 20 materiales. Es importante llevar los desechos limpios y secos.
www.triciclos.cl