Belleza

Diseñadas para soñar

Colores pastel, líneas minimalistas y diseños florales son los protagonistas de esta propuesta. Le pedimos a la ganadora del concurso Essie Olympics de Feria Mujer 2014, Macarena Escuti, cinco propuestas para lucir uñas onderas esta primavera (incluye tutoriales).

  • constanza.espinoza

Compartir vía email

Nail artist: Macarena Escuti Producción: Belén Muñoz Fotos: Nicolás Abalo Modelo: Zoe Poison, We love Models

[block_quote cite=] Para tener en cuenta:

– La crema y el aceite de cutículas se aplican al final, porque si se hace al principio el esmalte no se adherirá bien a la uña.

– Con un pincel biselado bañado en un poco de quitaesmalte puedes repasar lo que se manchó y limpiar los detalles para lograr un trabajo más prolijo.[/block_quote]

Trío primaveral


El primer paso antes de aplicar cualquier color es limar las uñas, empujar con cuidado las cutículas (nunca cortar) y repasar los ‘cueritos’ si es necesario. Luego de este proceso se aplica la base incolora que sirve como protección. Para esta colorida propuesta Macarena aplicó dos capas de esmalte calipso y dejó secar. Tras ello, pintó la mitad superior en lila dando solo una pasada pero bien marcada para que el color resalte. Finalmente dibujó una fina línea blanca con un pincel de nail-art. Nunca se debe olvidar el top coat para que aporte brillo y los colores se mantengan por más tiempo.

Romántico pastel


Comenzando desde el dedo meñique se pinta celeste; la siguiente uña, blanca; luego, rosa pastel; celeste otra vez y el pulgar va en rosa pastel también. Sobre el dedo anular, que está pintado en blanco, Macarena diseñó flores con un pincel de nail-art en los mismos celeste y rosa pastel de las otras uñas. La clave está en la práctica, así que no hay que desanimarse si el primer intento no gustó.

Negro sutil


Más sencillo de lo que parece, este divertido diseño sirve para complementar un look de día y de noche. Aplica una capa de esmalte negro sobre tus uñas. No es importante que el color quede muy marcado en el centro, pero sí lo es alrededor de la cutícula y por los bordes de la uña. Espera a que seque y utiliza encima el menta pastel, con cuidado y algo de paciencia, dejando los bordes negros visibles. Para finalizar, recuerda sellar con un top coat para que dure más el esmaltado.

Gráfica colorida


Con la ayuda de una pinza se pegan trozos de cinta de nail-art que dividirán la uña en dos mitades (superior e inferior). La mitad se pinta con un esmalte blanco. En la otra mitad se pegan cintas en posición vertical, con un intenso rosa se pinta por encima y prácticamente de inmediato se sacan las cintas. “Si se espera mucho, el esmalte se pone ‘chicloso’ y las líneas pueden correrse”, explica Macarena. Aquí cada uña lleva un diseño diferente, pero el proceso es el mismo para todas. Una vez secas, se sella con top coat.

Encantador minimalismo


Un look colorido, sencillo y diferente. Se dibuja y rellena con un pincel para nail-art la ‘medialuna’ (lúnula) de la uña con un esmalte rosa chicle. Luego, con el mismo pincel, se repasa el borde superior con un menta pastel. Para un toque diferente, se dibuja una fina línea vertical justo en medio de la uña en un atrayente dorado. Finalmente aplica una capa de top coat.