Belleza

Bar de maquillaje en la Gran Manzana

Durante la Semana de la Moda de NY, MAC nos invitó a conocer su primer estudio de maquillaje en el mundo, un espacio diseñado para ofrecer una atención personalizada en servicios de make-up y asesorías.

  • RevistaMujer

Compartir vía email

Por Francisca Colussa desde Nueva York Fotos Gentileza Mac

700
Ubicado en el Upper East Side de Manhattan (825 Lexington Ave), lo primero que llama la atención al compararla con otras tiendas de la marca es su amplitud (las regulares tienen en promedio 40 m² y esta, 88.26 m2). El Makeup Studio de MAC está enfocado fundamentalmente en el servicio personalizado. Por eso tiene una iluminación tipo luz día y gigantografías de face charts para decorar la tienda y, de paso, inspirar a los clientes.

400Hay seis estaciones de maquillaje -además de dos privadas, para quienes quieren vivir una experiencia más exclusiva (sujeta a disponibilidad, no tiene costo adicional)-, intercaladas al centro y equipadas con un iPad programado con los servicios del estudio, looks para inspirarse y las fotos de los trabajos más recientes de los artistas internacionales. Mención aparte merecen los maquilladores, quienes cuentan con la certificación MAC Focus Demo y Communication Application, y usualmente son llamados a participar en los fashion shows. Además de sus conocimientos y talento, destacan por sus tenidas, ultrafashion; cuesta quitarles los ojos de encima.

Mi visita incluyó una clase de maquillaje de una hora en la que me realizarían el estilo que yo escogiera (cada cliente elige no solo el look, sino también los colores y productos que quiere ocupar), en este caso un delineado cat eye con labios en rosa. Lo primero que hizo la make-up artist fue limpiar y preparar la piel, luego vinieron unos pasos que ayudaron a que la base quedara pareja y durara más tiempo; se aplicó un ‘primer’ en todo el rostro y luego solo en las zonas oleosas, una crema para controlar la grasitud. Recién ahí, me explicaron, era el momento de distribuir la base.

No me gusta que la piel se vea ‘estucada’, así que pedí una base que fuera liviana, pero el mayor aprendizaje es que al usar la herramienta adecuada el resultado se ve muy, muy natural. Mi producto favorito fue una brocha circular, plana en la parte superior, hecha con fibras sintéticas y naturales de pelo de cabra. Está diseñada para lograr una aplicación ligera de capas suaves y sirve para cualquier textura -líquido, polvo o pigmento-. Es tan fácil de usar que no se necesita ser una profesional para lograr un buen look.Con la piel lista, delinearon, explicándome lo importante que era considerar la forma de los ojos para adaptar la línea a ella, e ir observando lo que uno va haciendo, para evitar errores. Extra máscara de pestañas -una más gruesa sobre una primera capa de una ligera-, un poco de blush en las mejillas y los labios, maquillados por mí bajo la atenta supervisión de mi profesora. ¡Lo logré! Quedé tal como quería y mejor aun, con nuevos conocimientos bajo el brazo.

MAC trabaja con cuatro tipos de tiendas en el mundo: MAC Pro, dirigida al maquillaje profesional, donde se pueden adquirir las materias primas para crear algunos tonos o texturas específicas (en Chile se espera que abra a fin de año); MAC Fashion, que tiene una decoración colorida y es el lugar donde llegan las colecciones más exclusivas (aquí se encuentra en el Boulevard del Parque Arauco); MAC Young, que solo se encuentra en L.A. y está equipada con tecnología, y MAC Studio, que ofrece servicios como “Lesson” -clases de 60 a 90 minutos, con precios desde los US$ 60- y “Focus” -sesiones específicas para un área del rostro de 10 minutos por US$ 10.

En Chile. Nuestro país no tiene Makeup Studio (solo existe en NY). Sin embargo las tiendas están equipadas para ofrecer servicios gratuitos en un área específica del rostro como piel, labios y ojos por hasta diez minutos. También hay asesorías pagadas de maquillaje básico, completo, especial, temático, de fiesta, y MAC Techniques (clases grupales). El plus es que el precio (desde los $30.000) es reembolsable en maquillaje.