Belleza

Ojos de cielo

Desde hace dos años el azul se anuncia como el nuevo negro tanto en moda como en belleza. Al principio llegó muy oscuro, para dar apenas un twist al clásico delineado, sin que se notara mucho, pero esta temporada aterriza con guiños turquesa y azules intensos.

  • francisca.colussa

Compartir vía email

Los párpados coloreados predominaron desde los 70 hasta la década siguiente; durante ese período los verdes y azules satinados eran el must. Luego pasaron al olvido, se les calificó de obsoletos y hasta de mal gusto. Pero ahora es tiempo de la revancha: los colores brillantes, y sobre todo el azul, tomaron fuerza el año pasado y esta temporada. Con tonalidades muy intensas pretenden iluminar la mirada y destronar -al menos durante la primavera y el verano- al clásico negro.

Celebridades como Olivia Palermo, Taylor Swift, Emma Stone, Lupita Nyongo y Jessica Alba lo han consolidado en eventos y alfombras rojas, marcando la tendencia para los próximos meses. Quienes no son fanáticas del uso de color en el maquillaje no deben entrar en pánico, no se necesita una explosión arcoíris en el rostro; con pequeños acentos ya se logra un estilo diferente y puede usarse perfectamente en el día en tonalidades vibrantes o en la noche en una versión más oscura.

“Es lindo usar un delineado en azul al estilo de los años 50; si el color es muy intenso queda mejor para la noche y se puede usar en un smokey eye, que luce muy bien”, opina el make-up artist Marcelo Bhanu, quien recomienda preferir tonalidades como el azul rey, azul petróleo o azul marino, que son los que funcionan bien en la mayoría de las mujeres, aunque destacan especialmente en pieles de tonalidades frías.

Los colores aportan juventud y frescura, a veces basta con una máscara de pestañas para lograr un toque distinto. Eso sí, no toda la paleta de azules ayuda, el celeste es más bien complicado, le viene a muy poca gente y debe ser aplicado a la perfección para no parecer una caricatura animé; para irse a la segura es mejor evitarlo. Y si no eres una jovencita, ¡el azul también es para ti! La recomendación es elegir texturas opacas (lo satinado marca más las arrugas) y tonalidades más oscuras, que se ven delicadas, elegantes y sobrias.

Es importante ver el contexto en el que se usará el maquillaje. “Muchas inspiraciones son de alfombra roja, entonces para el día a día no puede ser así, hay que considerar las facciones, la ocasión y la ropa que se llevará puesta”, aconseja la make-up artist Taly Waisberg. Para los días primaverales, una variación más fresca es el turquesa: “Queda lindo en la línea de agua o en una línea muy delgada sobre las pestañas superiores”, agrega la maquilladora. Emma Stone lo usó esfumado en las orillas de los ojos, que podría ser una buena alternativa para una salida nocturna.