Belleza

Delineados a prueba de principiantes

¿Cuántas veces hemos terminado como mapaches frente al espejo, al intentar dibujar una simple línea en los ojos? Parece tan sencillo, pero lograr un delineado profesional -o al menos decente- requiere de práctica y de algunos trucos. Varios expertos nos compartieron los suyos.

  • francisca.colussa

Compartir vía email

4001. Double lining

Está técnica ideada por Bobbi Brown es ideal para quienes comienzan a probar sus primeros delineados o quieren marcar más la mirada. Consiste en que una vez trazada la línea (puede ser con lápiz o con delineador en gel), se vuelve a delinear pero con sombra, de esta manera se corrigen las imperfecciones que pudieran haber quedado, se intensifica la mirada y se le da una definición extra. Es importante fijarse en que el delineado superior se vea cuando los ojos están abiertos, y si vas a realizar un delineado completo, la línea de arriba y la de abajo deben encontrarse en la esquina externa del ojo.

2. Alta precisión

El national make-up artist de Lancôme, Darwin Rodríguez, recomienda delinear primero con lápiz y luego con delineador líquido marcar por fuera de la línea, para conseguir un efecto de delineado perfecto y ultraprolijo.

3. ¿Mal pulso?

Tranquilidad, para lograr un buen delineado no es necesario hacer la línea de corrido. En la reciente masterclass de Bobbi Brown, el make-up artist Rogelio Reyna nos enseñó que se puede delinear desde el lagrimal hacia el centro y luego desde la esquina exterior del ojo hacia el centro, hasta unir ambos trazos. Así puede lograr una línea más controlada y correr menos riesgo de que quede chueca o muy movida.

4. En colores, menos es más

Si quieres aventurarte con un delineado colorido, Darwin Rodríguez dice que “el truco es hacer una línea muy delgada y bien pegada a la línea de las pestañas, lo más simple posible. Si se quiere usar sombra, que sea neutra para que el punto focal sea el delineado”.

5. Mirada gatuna sin esfuerzo

La gracia del cat eye es que la línea queda muy delgada en el lagrimal y termina gruesa hacia el exterior. Hay varias técnicas para realizar este maquillaje, pero en la clase de Bobbi Brown aprendimos que es más fácil si se parte desde afuera hacia adentro, para que quede más angosto hacia el lagrimal. ¡Pruébalo!

6. Delineador inclinado

Un error importante al usar delineador líquido, es usarlo perpendicular al párpado. Lo correcto es ‘acostar’ el pincel y deslizarlo desde el lagrimal hacia las pestañas exteriores, momento en que se levanta para que quede afinado y ópticamente más levantado.

7. El efecto espejo

Tras varios minutos de concentración infinita al fin logramos el delineado que queríamos, pero al realizarlo en el otro ojo queda cualquier cosa. ¡Típico! Paulina Peña, make-up artist de MAC, recomienda hacer un trazo en un ojo e inmediatamente después replicarlo en el otro. El secreto es comenzar por el ‘ojo desafío’ -aquel que nos resulta más difícil- y ‘copiar’ en el que se tiene mayor habilidad.

8. Los ojos bien abiertos

Un error común es estirar la piel del párpado para delinear, “pareciera que conseguimos una línea perfecta, pero al soltar se pliega y nos damos cuenta de que no está a ras de pestaña y falta simetría”, dice la maquilladora de MAC. La solución es hacerlo con ambos ojos abiertos, luego levantar el mentón para que el párpado quede extendido y ver el delineado que se está haciendo. “Recomiendo usar un espejo de mano para ver el detalle y de vez en cuando mirar de lejos los dos ojos para saber cómo se verá el resultado final”, agrega Paulina.