Belleza

Belleza electrizante

Colores vibrantes, intensos y explosivos es la propuesta de Urban Decay. El neón no es fácil de combinar, pero llena de energía e ilumina cualquier look. La maquilladora Taly Waisberg -quien vive hace 3 años en Nueva York- nos invitó a jugar y disfrutar con looks encendidos, ideales para la primavera.

  • francisca.colussa

Compartir vía email

Fotos: Loreto Gibert (Estudio Fe) Maquillaje: Taly Waisberg para Urban Decay Uñas: Macarena Escuti para Essie (@Peppermintpolish) Producción: María Eugenia Ibarra Modelos: Daria Makurina (WLM) y Julieta Miquelarena Asistente de fotografía: Consuelo Ovalle Asistente de pelo y maquillaje: Javiera Sánchez

Energía pura


Blusa, Adolfo Domínguez
Blusa, Adolfo Domínguez

Con una sombra de color verde manzana se maquilló el párpado móvil y se extendió hacia la sien en punta, luego, por sobre el pliegue del párpado, Taly delineó un trazo con gel amarillo, siguiendo la forma de la sombra. Los verdes y amarillos son tonos complejos de usar, porque empalidecen la piel, por eso la maquilladora marcó el borde inferior de las pestañas con fucsia en el centro, el que esfumó hacia las orillas. Así le dio vitalidad y contraste al maquillaje. Las cejas se peinaron hacia arriba y se marcaron para darles definición. La piel debe estar impecable; se cubrieron imperfecciones y se trabajó con una base que le diera aspecto luminoso y fresco. Las mejillas se contornearon suavemente para destacar los ángulos de la modelo y sobre las manzanitas se aplicó un rubor en crema color damasco.

Pink, siempre


Anteojos, Retrovisión, y blusa, Topshop
Anteojos, Retrovisión, y blusa, Topshop

Qué mejor que unos labios bien rosados para animar un look sencillo. Sobre una piel muy fresca se usó una base ligera y se iluminaron los puntos altos de la cara, en las mejillas apenas se aplicó un poco de rubor en crema que otorgó un aspecto saludable y natural. Los párpados se maquillaron con una sombra café mate y se aplicó encima un poco de otra, levemente satinada, para darle un aspecto saludable y marcar suavemente los ojos. Los labios se delinearon con un rosado chicle y se rellenaron; luego se aplicó una mezcla de gloss con fucsia y rosado. La textura brillante lo hace ideal para un look de día, donde el color no queda tan llamativo, pero levanta el tono de la piel y aporta alegría al rostro.

Frescura glossy


Sobre los párpados se aplicó una sombra salmón (flúor), la que se difuminó suavemente en dirección al arco de la ceja para ampliar la mirada. También con este color se marcó apenas el lagrimal y por debajo de las pestañas. Luego, para hacer contraste, en los labios se aplicó un brillo -así se logra un color suave y no tan marcado- de color morado. El toque final lo dio el gloss transparente, aplicado sobre los párpados y en la parte alta de los pómulos.

Azulísima


Blusa, Bimba y Lola
Blusa, Bimba y Lola

Sobre el párpado móvil y en forma circular hacia el arco de la ceja se aplicó una sombra de color azul eléctrico y con un delineador en gel celeste se trazó una línea gruesa y desprolija por el exterior de las pestañas inferiores. Las pestañas se marcaron con muchas capas de una máscara celeste y con el cepillo se ‘raspó’ el centro del párpado, simulando haber corrido el maquillaje, para lograr textura y espontaneidad. Las cejas, muy rebeldes, se peinaron hacia arriba y se desordenaron con el cepillo. La piel, a diferencia de los otros looks, se queda mate y los puntos altos no se iluminan. Las mejillas se marcan levemente con un rubor damasco y los labios se quedan pálidos, casi inexistentes.