Belleza

Radiante en minutos

Limpiar, hidratar, estimular y refrescar la piel del rostro son algunas de las propiedades que las mascarillas faciales proporcionan en tan solo unos minutos. Si se utilizan como un complemento más en la rutina de belleza, los resultados son un cutis terso y de aspecto saludable.

  • constanza.espinoza

Compartir vía email

Fotos Shutterstock

400¿Para qué sirven?

“Las mascarillas faciales tienen la función de penetrar diferentes capas de la piel para nutrir, hidratar, exfoliar, evitar o eliminar el acné, atenuar finas líneas de expresión, reafirmar y conseguir un efecto lifting”, cuenta Mónica Böhmer, cosmetóloga de Medsthetik. “El principal objetivo de una máscara facial es aportar nutrientes a la piel, que con el paso del tiempo se van perdiendo”, explica Karen Espinoza, cosmetóloga y fundadora del centro Zapatitos Rojos. “Los nutrientes se extraen de diferentes fuentes naturales, las más conocidas son de algas, minerales, plantas, frutas, entre otras. Lo importante es que este principio activo debe pasar por un laboratorio para procesar su tamaño, así la piel logra absorberlo”, complementa.

Para tener en cuenta

Las mascarillas faciales no suplen las propiedades de las cremas, sino que se usan como un complemento de la rutina diaria de limpieza e hidratación. “Lo ideal es aplicarla una vez a la semana”, recomienda Mónica Böhmer. “La contaminación, el cansancio, el estrés, la deshidratación, el exceso de sol y el paso del tiempo son determinantes en el deterioro progresivo y prematuro de la piel. Las propiedades benéficas de las mascarillas pueden no tener el mismo efecto sobre cada persona, así que es muy importante que se deje aconsejar por un especialista para evitar irritaciones o alergias”, explica la experta.

¡Mascarillas para todos!

Existe una gran variedad, pero cada persona debe encontrar la que mejor se adapte a sus necesidades para así optimizar al máximo sus beneficios. Algunas se recomiendan de acuerdo al tipo de piel :

Mixtas a grasas: Mascarillas que se secan y se endurecen. Se dejan actuar durante 20 minutos, lo que intensifica la circulación sanguínea de la piel y proporciona mayor tersura.
Sensibles y secas: Mascarillas que no se secan. Tienen un alto grado de humedad.
Grasas: Mascarillas en gel. Retienen agua en la capa superior de la piel y ofrecen un efecto refrescante, suavizante y tonificante.

También puede encontrar

Mascarillas velo: recomendadas para pieles desvitalizadas o deshidratadas, se componen de una película de celulosa embebida en colágeno u otro activo, activada con productos específicos. Forma de uso: el velo se aplica sobre el rostro seco y se deja actuar 20 a 30 minutos. Resultados: consistencia y elasticidad mejorada de los tejidos afectados.

Mascarillas peel off: sugeridas para todo tipo de piel. Poseen una textura gelatinosa y, a medida que la piel absorbe sus nutrientes, se va secando. Forma de uso: aplicar una gruesa capa, dar forma uniforme por el rostro y dejar actuar por 20 minutos. Una vez que se ha secado sobre el cutis debe ser retirada como si se tratase de sacar una segunda piel, desde el cuello hasta la frente, en una sola pieza.

Mascarillas en polvo: compuestas por minerales como caolín o arcilla, sales y elementos refrescantes. Se disuelve el polvo con una loción o agua para darle consistencia, esto dependerá de la mascarilla en específico. Forma de uso: deje actuar 20 minutos. “Para pieles secas se pondrá luego una loción hidratante. Para pieles sensibles se preparará una loción descongestiva con azuleno. Para pieles acnéicas y grasas se usará una loción con azufre o que sea astringente”, enumera Böhmer. Resultados: produce un efecto refrescante y reafirmante.

¿Cómo aplicar una mascarilla?

PASO 1: El rostro debe estar limpio, por lo que se debe utilizar algún tipo de crema de limpieza y luego retirar con abundante agua y secar muy bien.
PASO 2: Aplica la mascarilla en forma de masaje. Se debe dejar actuar por 20 minutos y en algunos casos hasta 30.
PASO 3: Retira la mascarilla con un paño húmedo. Para cerrar los poros lava tu rostro con agua fría o utiliza un tónico.
PASO 4: Al finalizar se puede utilizar alguna crema de acuerdo al tipo de piel. Muchas mascarillas en forma de crema se pueden masajear y no es necesario retirar en el caso de pieles secas.

Efectos beneficiosos

Mónica Böhmer, cosmetóloga de Medsthetik, elaboró una lista con los resultados que se obtienen tras utilizar algún tipo de mascarilla facial:

– Efecto tensor: aumento de la nutrición celular y la aceleración sanguínea, lo que conlleva un aumento de oxígeno.
– Lifting: la tensión anteriormente descrita provoca que se tensen y reafirmen los tejidos.
– Acción purificante: al estimular la eliminación de las secreciones se produce un vaciamiento del canal folicular.
– Hidratante: la aplicación ablanda el estrato córneo, la capa más superficial de la piel, y ayuda a que el cutis retenga su humedad proporcionando una barrera de protección y además hace un efecto lifting.
– Estimulante: se produce un efecto estimulante de los vasos capilares superficiales que son los encargados de llevar los elementos nutritivos que los tejidos necesitan.

[block_quote cite=]“Existen dos productos que funcionan en la piel al aplicarlos directamente: el aloe vera y el pepino de ensalada”, sostiene Karen Espinoza. “Esto se debe a que su molécula es pequeña y la piel logra una buena absorción; estos hidratan y refrescan. Aunque una máscara cosmética tendrá concentraciones importantes de nutrientes con un resultado más efectivo. Para obtener una buena absorción de los nutrientes es importante hacer previamente una limpieza en los poros, ya que es el único conducto para que estos penetren y así conseguir el estímulo deseado”, complementa.[/block_quote]

[block_quote cite=] “Las mascarillas, además de proporcionar distintas funciones, permiten un período de relajamiento y poseen un efecto psicológico”, cuenta la cosmetóloga Mónica Böhmer. “Es importante contar al menos con media hora para que pueda estar tranquila y relajada; enfoque su mente en pensamientos placenteros”. [/block_quote]

700

Burt’s Bees, Intense Treatment Mask, $19.990 / Lush, La Máscara, 315 g, $10.900 / Kiehl’s, Rare Earth Deep Pore Cleansing Masque, $20.200 / L’Action Paris, Exfoliante Detox, $2.990 / Nuxe, Mascarilla Termoactiva 40 ml, $12.990 / Clarisonic, Deep Pore Decongesting Clay Mask, $14.990.