Vida Sana

La importancia del Omega 3

Es un nutriente clave en funciones biológicas como la formación de hormonas y el correcto trabajo del sistema inmunológico. Sin embargo, el organismo no lo produce por sí mismo por lo que es fundamental incorporarlo en la dieta.

  • pmorales

Compartir vía email

pescadoEsenciales pero escasos, así son los ácidos Omega 3. Un nutriente que aunque es indispensable en ciertas funciones biológicas como la formación de membranas celulares y hormonas, el correcto trabajo del sistema inmunológico, la adecuada formación de la retina y la actividad de neuronas y transmisiones químicas, el cuerpo no es capaz de producirlo por sí mismo.

Por esto la importancia de incorporarlos a la dieta. María Clara Caetano, coordinadora del área de nutrición humana de BASF América Latina, cuenta que “aunque diversos estudios avalan sus beneficios, su prevalencia en el consumo de la mayoría de las personas es muy baja”.

Beneficios

Según la experta de BASF, múltiples estudios clínicos han comprobado los beneficios a la salud que proporciona:

  • Mejora el sistema inmune
  • Produce un efecto antiinflamatorio
  • Ayuda al desarrollo cognitivo
  • Reduce la incidencia de enfermedades relacionadas al corazón y muertes por problemas cardiacos, la obesidad y otras condiciones como la diabetes tipo 2
  • Mejora el desarrollo cerebral de los niños
  • Mantiene una buena salud mental; evita trastornos del estado del ánimo.
  • Mantiene la retina en buen estado

¿Dónde lo encontramos?

  • Pescado grasos como el salmón, el atún, el bacalao y las sardinas.
  • Productos marinos en general
  • Frutos secos como el higo, pasas, almendras, nueces, avellanas.
  • Semillas como la chía y lino.
  • En el huevo, específicamente en la yema
  • Soya
  • Aceite de oliva y de pepita de uva
  • Verduras y frutas como espinacas, lechuga, pepinos, piña y frutillas.

Los omega 3 y la belleza

El doctor Nicholas Perricone, dermatólogo californiano pionero en ‘nutricosmética’ (nutrición de la piel), dedica un capítulo completo de su libro Forever Young (Por Siempre Joven), a la relación entre una piel linda y sana y el consumo de alimentos abundantes en omega 3. Gracias a sus investigaciones y a las de otros científicos, se sabe que estos ácidos grasos ayudan a tener una piel suave, tersa, radiante y con menos signos de envejecimiento. Además, los omega 3 combaten problemas como el acné, las alergias cutáneas y la rosácea.