Vida Sana

Claves para enfrentar una crisis de pánico

Las crisis de pánico son episodios súbitos y sorpresivos que pueden durar desde dos minutos hasta una hora, tiempo en que la persona siente miedo o angustia sin motivo aparente, sensaciones que pueden ir acompañadas de dolores al pecho, taquicardia, mareo o sudoraciones.

  • camila.marnich

Compartir vía email

¿Cómo reconocer una crisis de pánico?

Según Josefina Guzmán, psicóloga de la clínica Indisa, las crisis de pánico pueden surgir cuando una persona siente que no tiene las herramientas suficientes para enfrentar una realidad emocional en su vida. Como se relacionan con síntomas respiratorios o cardiológicos, los afectados muchas veces tratan de curar los síntomas sin profundizar en los contextos que pueden llevar a ellos.

El doctor Luken Chao, neurólogo del Centro Médico Delfos enumera los elementos que permiten reconocer una crisis:

– Sensación súbita de miedo, ansiedad, angustia y temor a perder la razón o morirse.

– Síntomas vegetativos como taquicardia, dolor torácico, sudoraciones, temblores, mareos, pérdida del conocimiento, falta de aire, náuseas y dolor de estómago.

¿Qué hacer frente a una crisis de pánico?

Si eres tú quien enfrenta una, Luken Chao recomienda lo siguiente:

– Convéncete que a pesar de la angustia, la posibilidad de morir por un ataque de pánico es nula, todos los síntomas acompañantes no son más que manifestaciones de nuestro cuerpo frente al estrés y el miedo.

– Ten preparado de antemano un esquema de enfrentamiento: respira profundo y lo más lentamente posible, apártate de las concentraciones de personas y lugares poco ventilados, concéntrate en tu ritmo respiratorio, imagina y visualiza un paisaje tranquilo como el mar o el campo.

– Si el ritmo respiratorio es incontrolable, ayuda respirar en una bolsa: las concentraciones de CO2 aumentarán, y de esta manera evitarás la aparición de otros síntomas.

En cambio, si presencias a alguien teniendo una, Josefina Guzmán recomienda tener en cuenta que la persona no es consciente de cómo reacciona, su crisis puede estar acompañada de mucho llanto, y por lo que es mejor contener en un abrazo y no verbalmente, con contacto físico constante, empatía y paciencia hasta que se hayan regularizado la respiración y palpitaciones.

Ambos especialistas recomiendan visitar a expertos en el tema, ya que los tratamientos para controlar y curar las crisis de pánico pueden ser una terapia psicológica, psicofarmacológica, hipnosis o terapia cognitivo-conductual.

crisis-de-panico-AD