Belleza

Shakira: “No hay nada más difícil en la vida que ser madre”

Después de vender millones de discos, realizar multitudinarios conciertos y grabar provocadores videoclips, las preocupaciones de la cantante colombiana cambiaron y hoy se miden en horas. Horas de sueño (y la falta de ellas), de comidas, de mamaderas, y sobre todo de tiempo para repartirlo entre su pareja y dos hijos. Nos concedió parte de su preciado tiempo para conversar acerca de su nuevo perfume y de la vida familiar que la tiene tan cansada como feliz.

  • María Paz Maldonado

Compartir vía email

Fotos Puig

En su casa en Barcelona junto a su pareja, el futbolista catalán Gerard Piqué (28), este año Shakira (38) se ha mantenido alejada de la prensa y de la industria musical mientras “descifra el misterio de ser mamá”, según cuenta al teléfono con su dulce acento colombiano que ya delata los 4 años que lleva viviendo en España. Sin lanzamientos musicales desde que tuvo su segundo hijo, dice estar aprovechando al máximo el tiempo con Milan (2 ½ años) y Sasha (6 meses), y el llanto que se cuela entre las respuestas de la cantante revela que efectivamente es así. “Por favor, dame un momento, voy a pasar a Sasha, que lo tenía aquí en brazos para que me acompañara un ratito más, pero se puso inquieto”, se disculpa.

03-400Hace meses que no descansa y asegura que actualmente su máxima preocupación es darles tiempo de calidad a los 3 hombres de la casa, porque de tiempo exclusivo para ella, ni hablar. Se ha presentado en vivo antes miles de espectadores, ha interpretado frente a importantes políticos e hizo bailar a millones el Waka Waka durante el Mundial de Fútbol Sudáfrica 2010, pero reconoce que lo más difícil que la ha tocado en la vida es ser madre.

“De todo lo que he hecho, y vaya que he hecho bastante, nada me ha parecido tan difícil como ser madre y educar a mis hijos. Vas por la vida mucho más cansada, pero la mejor recompensa es verlos convertirse en personas, en buenos seres humanos y constatar que tienen sentimientos nobles. Eso es lo que más me importa, que sean buenos y responsables. Por ahora ese es mi mayor proyecto y desafío”, cuenta.

Ya adelantaba a comienzos de año al diario El País las exigencias de su primera maternidad: “Convertirme en madre me ha cambiado de manera sutil pero importante. Me ha ordenado mis prioridades en la vida. Ahora he aprendido a organizar mi tiempo de trabajo y personal de mejor manera y de forma más equilibrada, y a la vez me ha aportado una paz y una nueva capacidad para disfrutar de los pequeños momentos y de vivir en el presente saliéndome de mi propia realidad obtusa para abrirme a la de mi hijo y anteponer sus necesidades a las mías siempre. Este es el cambio fundamental que se produce en la vida de cualquier madre primeriza” (17.01.2015).

Ahora ya son dos hijos, ¿cómo vives esta segunda maternidad? Más tranquila y relajada, y mucho menos preocupada y estresada, pero ahora el gran desafío es repartir mi tiempo entre mis dos hijos y Gerard, y sentir que les estoy dando tiempo de calidad a cada uno.

Por ahora dedicada absolutamente a la vida familiar, en lo musical Shakira tiene programado retomar sus actividades durante el tercer trimestre de este año. “Tengo muchas ganas de lanzar un nuevo disco en español, y espero visitar Chile para presentarlo o como parte de una gira ojalá durante el próximo año”, adelanta.

¿Y habrá alguna canción en catalán, como la que incluiste en tu último disco? (Ríe) No… eso fue solo una humorada. Esa canción (Boig per tu, en español Loca por ti) es una de las favoritas de Gerard y se la grabé como una sorpresa. A él le fascinó y se emocionó muchísimo, pero no hablo el idioma. Cada vez lo entiendo más porque Gerard y Milan lo hablan, pero por el momento sigo componiendo en español.

02-400La perfumista
“Me considero una persona especialmente sensorial y creo que de todos los sentidos, el olfato es el que tengo más desarrollado y en el que más me apoyo. Vivo a través de mi nariz. Al estar lejos de mis padres, esa memoria olfativa ha sido fundamental para evocar su recuerdo, de hecho su aroma, el de mis hijos y pareja son mis favoritos. También hay olores como el pasto recién cortado o el mar que me encantan porque me transportan hacia mi ciudad natal en Colombia (Barranquilla). Esa fascinación por los aromas hizo que siempre haya tenido pendiente explorar en la perfumería”, describe.

Es una industria bastante compleja, en especial por toda la química que involucra. ¿Fue muy difícil? La verdad es que se me dio con facilidad, y desde el primer perfume -S by Shakira- hemos trabajado en conjunto con Puig y me he involucrado muchísimo en todos los procesos. De alguna manera crear una fragancia es parecido a componer una canción. Un perfume se compone de varias notas, de salida, base y corazón, como una especie de acorde, y una canción también tiene varias notas que forman una melodía y luego acordes que forman una armonía. La misión del artista es encontrar la belleza y el equilibrio dentro de todos esos elementos. En un perfume es lo mismo, hay que dar con el balance entre las notas para conseguir la excelencia de la fragancia.

¿Dónde está ese equilibrio en Love Rock, tu nueva fragancia? En la dualidad de una fragancia amaderada con personalidad, gracias al sándalo combinado con vainilla, pero también fresca por el aporte de las notas frutales de bergamota y manzana roja, y florales de jazmín. Tiene muchos de los aromas que me recuerdan a mis seres queridos y mi infancia.

En una industria dominada por hombres, Shakira desde pequeña estuvo acostumbrada a trabajar rodeada de productores, mánager y sonidistas, pero ahora es su propio hogar el que está dominado por el sexo opuesto.

¿Cómo es ser la mujer de la casa? Me gusta mucho la dinámica de ser la única chica. Gerard es muy protector, no hay que olvidar que juega de defensa, así que no solo defiende en el Barça sino que también en su familia. Aunque reconozco que soy bastante sobreprotectora con los tres. Por ahora estoy feliz con mis dos niños, viviendo un día a la vez porque es harto trabajo, pero me encantaría que llegara una niñita para hacer el equilibrio de género.

¿Quién se parece a quién? Milan está hecho a mi imagen y semejanza, es completamente mi cara, aunque tiene los labios de su padre. Sasha, en cambio, va más por el lado de Gerard, porque es más ‘rubito’ como su papá.

Y como tú… Bueno sí (ríe), creo que llevo más tiempo de rubia que de pelinegra, y aunque a veces me dan ganas de volver a mi melena oscura, me siento muy cómoda con este color, y eso que he pasado por muchos. Pero me han ocurrido cosas increíbles siendo rubia, entre ellas encontrar al amor de mi vida… y si me ha ido tan bien, para qué cambiar.