Belleza

Cremas versus máquinas

Ambos caminos ayudan a rejuvenecer el rostro, alisar líneas de expresión, hacer que la piel luzca más tersa y mejorar su aspecto en general. Pero ¿cómo reconocer cuando basta una crema de uso casero o, al contrario, necesitamos acudir a un procedimiento más complejo? Distintos especialistas indagan sobre las opciones que ofrece el mercado de la belleza.

  • Valentina Ossa

Compartir vía email

Fotos Getty images

700Manchas

Aparecen, en la mayoría de los casos, por un aumento en la generación de melanina (el pigmento de la piel) producto de una sobreexposición a los rayos UV o cambios hormonales bruscos, como los ocurridos en el embarazo y la menopausia. Durante los meses de verano suelen proliferar y aumentar su intensidad.

Cosmética. Para tratar manchas de pigmentación lo primero y fundamental es la prevención con uso de protector solar 50+ todos los días del año, esto evita que se hiperpigmenten. “Además, la industria dermocosmética ofrece cremas tópicas que ayudan a atenuar la intensidad de la mancha y mantenerla bajo control. Estas suelen incluir componentes despigmentantes como el ácido glicólico, se emplea en concentraciones de cuatro o seis por ciento, y los retinoides, que tienen un efecto antienvejecimiento y que se utilizan en dosis bajas de alrededor del 0,25 por ciento. Las mejoras se perciben luego de tres meses de uso constante”, asegura Katherine Barría, dermatóloga de Clínica Alemana.

Tratamientos. El tipo de piel, su estado de salud y el presupuesto de la paciente son factores a tomar en cuenta al momento de decidir complementar las cremas cosméticas con otros procedimientos.

El cirujano plástico de Clínica Arcaya Álex Eulufí detalla: “No es lo mismo tratar una mancha de manera aislada en una mujer joven que en una con larga historia de exposición solar sin uso de protección adecuada y fumadora”.

La primera alternativa, luego de las cremas despigmentantes, son los peeliings en sus diferentes intensidades: el más habitual es de ácido glicólico y se aplica en concentraciones del treinta por ciento -lo más bajo- hasta del setenta por ciento. Funciona en manchas más localizadas. “Los procedimientos con energía luminosa, como el láser, son utilizados para provocar una mejoría global de la cara. En cuanto a tiempo y efectividad lo más conveniente es el E-Light, este equipo consiste en la asociación de la tecnología IPL con radiofrecuencia (RF) y ofrece resultados luego de tres a cinco sesiones. La fusión de ambas energías permite un desmanchado integral, eficaz, rápido y sin riesgo de quemadura”, dice el doctor Álex Eulufí.

Falta de luminosidad

Los rayos UV son el principal culpable de una piel opaca. Fumar, por cierto, tampoco ayuda ya que un cigarrillo contribuye a formar 200 mil radicales libres, principales causantes del envejecimiento cutáneo. Si a esto se suman un estilo de vida poco saludable, una mala alimentación, baja ingesta de agua y estrés, la situación empeora.

Cosmética. Para recuperar el tono los especialistas coinciden en la importancia de llevar una rutina adecuada de cuidado de la piel: es necesario protección solar a diario con factor 50+ en verano y 30 en invierno; limpieza, por ejemplo con un agua micelar en el caso de pieles sensibles, leches para cutis secos y jabones para pieles grasas e hidratación con una crema para el día y otra para la noche, además de un serum. “Como ocurre con la mayoría de los productos cosméticos los resultados se perciben alrededor de dos a tres meses”, afirma Katherine Barría.

Tratamientos. Los más efectivos son las limpiezas faciales, realizar una al mes; los peelings, la indicación es entre tres a cinco sesiones y luego de cada una chequear el estado de la piel, y el Láser Ablativo Fraccionado (período de convalecencia de siete días y sus resultados son evidentes a las dos semanas), que aumenta la luminosidad facial y además trata arrugas y manchas de pigmentación.

¿Cuál es la mejor opción? Depende de la condición inicial en que se va a tratar la piel, porque una paciente joven sin gran daño puede quedar bien con un solo peeling, y alguien con el cutis muy deteriorado va a requerir una terapia combinada. “Por ejemplo el Láser Ablativo Fraccionado junto con un peeling. El primero se aplica en una sesión y no se repite antes de que transcurra un año completo, pero si a los dos meses se realiza un peeling, el resultado es muy bueno”, aclara Álex Eulufí.

Líneas de expresión y arrugas 

Con el paso de los años el organismo produce radicales libres, desechos tóxicos que rompen el colágeno de la piel, provocan pérdida de elasticidad, acentúan las líneas de expresión y ocasionan envejecimiento celular. Si se suma la exposición al sol el proceso se acelera, ya que los rayos UV aumentan considerablemente la cantidad de estas moléculas inestables, culpables también de enfermedades como cáncer, diabetes, alzheimer, entre otras.

Cosmética. Las primeras batallas contra el envejecimiento debieran comenzar a los 30 años. “En esta etapa inicial basta con aplicarse cremas con ingredientes antioxidantes, como las vitaminas C y E, y derivados de la vitamina A o retinoides, por ejemplo los alfa hidroxiácidos, el retinol y la tretinoina o ácido retinoico, que ayudan a recuperar la piel del daño oxidativo y permiten una regeneración cutánea más efectiva”, explica la doctora Katherine Barría.
Después de los 40 el régimen de belleza cambia: cremas con componentes tensores, con efecto lifting y estimuladoras del colágeno son esenciales. Se aconseja el uso de productos cosméticos con factores de crecimiento, sustancia que estimula el fibroblasto, que es la célula que se encarga de sintetizar el colágeno en la piel.

Tratamientos. Para batallar contra las primeras líneas de expresión el camino más conveniente es una rutina mixta: “Mezclar sesiones faciales en consulta con el uso de productos dermocosméticos en la casa y aplicar protector solar más de una vez al día”, dice la cosmetóloga Paola Sarti. Y agrega: “Las terapias combinadas son lo más novedoso en antiedad, ya que permiten diseñar un tratamiento a ‘la medida’, que responda a las necesidades de cada piel y organismo”. El láser, dependiendo del tipo, generalmente se aplica para una mejoría completa del rostro en pieles más maduras. “Dependiendo de la intensidad puede retensar y borrar arrugas. También ofrece resultados rejuvenecedores en el cuello, el escote y las manos”, agrega Alex Eulufí.