Moda

El fotógrafo audaz

Aunque durante la última década ha querido desmarcarse de su faceta más comercial vinculada con moda y publicidad, su huella en la industria pop es imposible de obviar. Como principal promotor de su reinvención artística, aunque siempre provocativo, esta semana LaChapelle llega a Santiago para inaugurar su retrospectiva en el MAC del Parque Forestal.

  • Maria Paz Maldonado

Compartir vía email

700

Fue una de esas situaciones que se describen como ‘el momento correcto en el lugar correcto’. Tenía 17 años y hace unos meses había llegado a Nueva York desde Carolina del Norte, donde hizo un bachillerato artístico y se cautivó con la fotografía. Estaba mostrando su trabajo en la Galería 303, y para su fortuna había un par de personas de la revista Interview, quienes se interesaron por sus fotografías. Uno de ellos era Andy Warhol. “(Andy) Me ofreció trabajar con ellos. Yo era muy joven, pero todavía recuerdo la conmoción que sentí. Fue increíble. Él era un tipo muy simpático y siempre generoso, amable, positivo, no tengo nada negativo que decir de él. Sentía un gran respeto y afecto por quién era y por lo que hacía”, dijo David LaChapelle (52) en una entrevista al sitio Vice.com.

02-400
American Jesus: Hold Me, Carry Me Boldly, de la serie The Beatification, 2009.

Realidad fantástica
Apadrinado por el ícono del pop-art su destino no estaba escrito, pero sí predeterminado, y por el mejor. El exceso, los colores vivos y las imágenes sugerentes y seductoras se convirtieron en las características de un estilo que rápidamente conquistó a las celebridades, quienes no dudaron en dejarse fotografiar por su lente. David Bowie, Drew Barrymore, Cameron Díaz, Naomi Campbell, Whitney Houston, Courtney Love y Michael Jackson son algunos de las decenas de rostros que posaron frente a él. En sus retratos la fantasía se volvió el hilo conductor de bizarras escenas como Naomi Campbell sentada entre las orejas de un conejito Playboy de chocolate y Cameron Diaz irrumpiendo con su cabeza en el baño de una casa de muñecas, todo con un mínimo de retoques digitales. En esta categoría también inmortalizó a Warhol, imagen que se convirtió en uno de los retratos más populares del artista plástico.

En producciones editoriales, las revistas Vogue, Rolling Stone, GQ, entre otras, dieron a LaChapelle reconocimiento mundial en la industria. En este formato, una de sus publicaciones más polémicas fue la serie Destruction & Disaster (Destrucción y Desastre) para Vogue Italia, cuyo tema central eran los desastres naturales y el Apocalipsis. Las publicaciones en medios las complementó magistralmente con fotografías para publicidad para marcas como L’Oréal, MTV, Diesel, Ford, Sky Vodka y la popular campaña Got Milk?

Andy Warhol, Last Sitting, 1986
Andy Warhol, Last Sitting, 1986

Además la industria musical ha abarcado un área importante de su carrera; ha sido responsable de numerosas carátulas de discos (por ejemplo de Moby, Macy Gray, Madonna, Christina Aguilera y Kylie Minogue), y ha dirigido varios videos musicales para artistas pop como Britney Spears, Jennifer López y Avril Lavigne. Con el video Natural Blues (2000) de Moby obtuvo el premio Mejor Video del Año de los MTV Europe Music Awards.

En la cresta de su mediática carrera, el año 2006 decidió alejarse de las luces y la fama para cultivar una nueva faceta artística, menos expuesta pero igualmente provocadora. “Estoy contento del trabajo que he hecho con las celebridades de la moda, la canción o el cine, pero quisiera comunicar otra cosa, de un modo distinto. No he cambiado de estilo, para mí el estilo es secundario, yo me ocupo más bien de contenidos. Para mí la fotografía es la unión entre una idea y la estética, y busco expresarlo de manera bella y atractiva. Crear una fascinación y una atracción incluso si el contexto no es atractivo”, dijo al diario El Mundo de España en 2009.

Con ese discurso y con el objetivo de internacionalizar sus obras más recientes, David LaChapelle llegará para inaugurar personalmente su primera muestra en Chile. Un relato cargado de críticas sociales de temas tabúes como religión y sexualidad, que recoge algunas de sus piezas más pop y que también incorpora su nuevo fetiche, la naturaleza muerta.

David LaChapelle. Fotografías 1984-2013 en el MAC


El 29 de julio se inaugura en el Museo de Arte Contemporáneo del Parque Forestal esta muestra retrospectiva que recorre 30 años de su carrera. A través de más de 90 obras, entre fotografías y videos, quienes visiten la exhibición se deleitarán con la fantasía de su propuesta. La muestra, presentada por Fundación AMA  junto al MAC, permanecerá abierta hasta el 27 de septiembre. “La obra fotográfica de LaChapelle representa las nuevas propuestas y polémicas que se instalan en el campo de la fotografía, contribuyendo en instalar la ficción en un soporte normalmente considerado un referente indiscutible de realidad”, explica Francisco Brugnoli, director del MAC. La entrada es liberada.