Vida Sana

Cuándo y cómo se lavan los alimentos

¿Es necesario enjuagar todo lo que comemos? ¿Qué frutas y verduras requieren una mayor higienización? ¿Basta solamente con el agua de la llave? Aquí una pequeña guía.

  • Angelica Lamarca

Compartir vía email

Producción: María Eugenia Ibarra Foto: Alejandra González

Por qué lavar frutas y verduras

La nutricionista Nelba Villagrán (nutrigestion@gmail.com) explica la importancia de lavar frutas y verduras:
-Se reduce la contaminación microbiológica
-Es más seguro el consumo
-No es una esterilización, si no una higienización
-Se arrastra suciedad, residuos químicos, insectos y contaminación biológica.

No lave la carne

z-wellness-ADLa nutricionista Carolina Wittwer (www.portalnutricional.com) aclara que NO hay que lavar la carne de ave, cerdo o vacuno. La cocción de la carne destruirá la flora bacteriana que se descompone desde la muerte del animal. Tanto si la cocción es disolvente (al vapor, en caldos, cazuelas o guisos) como si es concentrante (a la sartén, parrilla u horno), no se requiere de un baño con objetivos de higiene.

Roast beef: Aquí el calor cocina el exterior de la pieza y el interior queda crudo. El riesgo de estar contaminado es por la presencia de parásitos que hubiesen estado en el animal cuando estaba vivo. Sin embargo, la fiscalización en Chile es muy seria por lo que es casi imposible que la carne comprada en un mercado formal presente parásitos.

Carnes crudas: Crudos, carpacho, cebiche, sashimi o mariscos en su concha sí requieren de un abundante lavado bajo el chorro del agua. Así se garantiza el desaloje de arena, partículas del envasado, arrastre de toxinas y algunos microorganismos. Pero no garantiza la inocuidad del alimento, ya que debido a la ausencia de calor no mueren los microorganismos.

Desinfectantes caseros

Paulina Vargas, directora técnica de Bow Spa, entrega las siguientes recetas caseras para lavar o remojar las verduras y así desinfectarlas:
-lave con mezcla de agua y bicarbonato (1 cucharada sopera por litro)
-agua y vinagre (1 vaso por litro)
-agua y limón (medio vaso por litro)
Estos elementos poseen propiedades desinfectantes y antibacterianas. Siempre hay que dejar en remojo luego de un previo enjuague inicial.

Cómo lavar frutas y verduras

Según Nelba Villagrán todas las frutas y verduras deben ser lavadas:

1. Cuándo lavar: El lavado debe ser antes de su consumo y no antes de la refrigeración o almacenamiento, ya que la presencia de agua aumenta la multiplicación de microorganismos. Si se llegasen a lavar antes de su conservación, deben ser muy bien secadas.
2. Remojo de verduras: Hay que realizar el remojo antes de cortarlas.
3. Agua tibia y escobilla: Para frutas y verduras de corteza dura como plátanos, naranjas, limones, paltas, melones y sandías, pueden lavarse con agua tibia y escobilla.
4. Desinfección química: Debe aplicarse a los alimentos cultivados a ras del suelo como frutillas o pepinos, o aquellos que han sido comprados en lugares poco higiénicos. Los desinfectantes no residuales de acción microbicida son los ideales. Hay que evitar el uso de químicos residuales.
5. Orgánico: Que una fruta o verdura sea orgánica no la exime de estar contaminada con microorganismos patógenos, sino que solo la hace libre de plaguicidas y abonos químicos.

Ojo con las hojas verdes

La naturópata Paulina Vargas (www.bowspa.cl) explica que las hojas verdes suelen retener entre sus pliegues algo más de tierra, y en el caso de las orgánicas, podrían contener algún “bichito”. Lo ideal es lavarlas meticulosamente, separándolas de a una o dejar remojando haciendo coladas unas tres veces, y siempre hay que eliminar las hojas más externas antes de lavar.

Un tip:


Paulina Vargas dice que lo ideal es filtrar el agua. Un gran filtrador son los ozonizadores o generadores de ozono. Eliminan el cloro y las impurezas orgánicas del agua, y entregan oxígeno y aumentan la conservación de los alimentos.

Dónde: Tienda Natural en Las Tranqueras 1250, Vitacura / Teléfono: 22242455