Mujer sustentable

Nuevas miradas a la maternidad

El positivo del test de embarazo cambia la vida de toda mujer. Algunas siguen las tradiciones, otras cuestionan y optan. Parto sin medicación, apego inmediato, no a la leche de vaca, ganan terreno entre las madres que buscan formas más apegadas a lo natural.

  • RevistaMujer

Compartir vía email

Por Carmen Gloria Muñoz Producción: María Eugenia Ibarra Foto: Juan Pablo Sierra Maquillaje y pelo: Pati Calfio

No importa el dolor

Hay condiciones de riesgo para madre e hijo que justifican la cesárea. Pero la vida moderna ha potenciado esta operación, por los beneficios que implica programar el parto y controlar todas las variables. No sin debate. La OMS señala que no más de 10 a 15% de los nacimientos debieran ser por esta vía; la realidad habla de una media de 25% en Europa y casi 50% en Chile. En los países nórdicos los partos naturales son mayoría y se promueven desde los servicios públicos; sus tasas de cesárea van de 15 a 17%. Para muchas mujeres el dolor del parto natural -vía vaginal- no importa, lo que quieren es recuperar el protagonismo de un momento tan íntimo. Incluso muchas deciden tener a sus hijos en casa, cambiando los rostros del personal médico por los familiares y el quirófano por un ambiente hogareño, que acoja al recién nacido de manera natural y con madres plenamente conscientes, sin haber usado medicamento alguno.

[block_quote cite=] La OMS señala que no más de 10 a 15% de los nacimientos debieran ser por cesárea; la realidad habla de una media de 25% en Europa y casi 50% en Chile [/block_quote]

Leche de vaca

Las alergias e intolerancias alimentarias en niños están a la orden del día. Y muchas están vinculadas a la lactosa (azúcar) y caseína (proteína) de la leche de vaca. Aunque la mayoría de los especialistas defienden sus beneficios como fuente de calcio, algunas voces rechazan su consumo. Se señala que contiene más proteínas que la leche materna y es porque está destinada a alimentar terneros que deben alcanzar gran peso. Por ello, y mirando a la naturaleza otra vez, muchas madres deciden una alimentación diferente a la tradicional: tras la lactancia materna, ninguna especie consume la leche de otra especie.

Apego animal

Es cosa de mirar la naturaleza: en el mundo animal cuando las crías son separadas de la madre, esta no las reconoce, lo que implica riesgo para el cachorro. Es lo que llaman ‘el apego’, ese momento piel a piel, que da seguridad al niño al conectarlo con la voz, olor y latidos cardíacos de su madre y permiten a esta reconocer a su hijo. Esa conexión surge más fácilmente en un parto natural y se potencia en los primeros minutos del recién nacido en brazos de su madre, favoreciendo también el inicio natural de la lactancia. La creencia médica de que era beneficioso separar al niño rápidamente para adaptarlo a la vida extrauterina hoy va en retirada.