Vida Sana

Glicobiología, la mejor aliada antiedad

La mayoría de las personas cree que los carbohidratos (o glicanos) deben evitarse o comer en pocas cantidades, pero aquí derribamos ese mito y le sumamos la propiedad anti envejecimiento.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

¿De dónde salió esta idea? El Massachusetts Technology Institute (M.I.T.) descubrió que los glicanos están directamente relacionados con una nueva frontera de la biología molecular llamada glicobiología, calificada como una de las diez ciencias más importantes del futuro por la institución, gracias a su potencial médico -en la elaboración de vacunas contra enfermedades inmunológicas como el sida- y cosmético, como poderosa fórmula que devuelve a la piel del rostro la juventud perdida.

Pero ¿qué es la glicobiología? En pocas palabras es la ciencia que estudia los glicanos o cadenas de azúcar como estructuras. Y no se relaciona directamente con el azúcar que ingerimos a través de los alimentos. O sea, no por comer más azúcar luciremos más jóvenes.

El doctor Walter Gubelin, profesor de dermatología de la Universidad de los Andes y especialista del centro Skin-Med, explica: “Los glicanos constituyen el universo diverso y complejo de todos los carbohidratos de una célula, ya sea como componentes únicos o asociados a otras estructuras como las proteínas. Por lo mismo, su calidad y cantidad es fundamental en la función y estructura  celular”.

El concepto de los glicanos viene rondando desde hace un tiempo, incluso en 1965 el médico galo François Jacob obtuvo el Premio Nobel por su investigación sobre el control genético de las enzimas, en donde también los mencionaba. Pese a que en la época de Jacob el tema aún estaba en pañales, ya en ese entonces él mismo se aventuró a decir que “junto al ADN y las proteínas, los glicanos son la tercera dimensión para entender la biología de la vida”. Actualmente en la Facultad de Medicina de la Universidad Católica de Córdoba, Argentina, realizan estudios para tratar desórdenes congénitos de glicosilación.

glico-ADENTRO

Puntualmente, lo que acapara la atención del rubro cosmético es que resultan indispensables para la piel en tres niveles clave: comunicación celular, metabolismo y arquitectura cutánea. Ubicados en la superficie celular, gracias a sus antenas los glicanos trabajan como verdaderas ‘llaves’ de la juventud, siendo capaces de abrir la puerta a las células, asegurando que los mensajes de regeneración sean transmitidos continuamente entre sí.

Con la edad la cantidad de glicanos disminuye y las funciones se ven afectadas, apareciendo los primeros signos del envejecimiento como arrugas, pérdida de firmeza y una piel opaca. Tal como explica el doctor Bruno A. Bernard, miembro del equipo de Investigación Avanzada de L’Oréal, “la alteración de los glicanos modifica la comunicación celular, afectando por consiguiente el equilibrio de la piel. Cada vez que se descubra un producto o ingrediente activo que atienda este problema, este podrá devolver una cierta juventud al restaurar la calidad de la comunicación entre las células así como entre las distintas capas de la piel”.