Belleza

[Entrevista] Bernardo Conti: “Un perfume joven te quita diez años”

El maestro perfumista argentino estuvo en Chile para presentar Aqua di Gio Profumo, nueva versión de la fragancia masculina icónica de Giorgio Armani. Según él, también la usarán las mujeres.

  • RevistaMujer

Compartir vía email

Por Soledad Miranda Fotos Marcela González

perfumista1ADENTRO

“La perfumería es como tocar el piano. Si empiezas de jovencito es más fácil aprender”, asegura Bernardo Conti.

Él sabe mucho al respecto porque se inició en este arte a los 17 años, cuando terminaba la secundaria en Buenos Aires. Hoy, treinta años después, es gerente de evaluación de perfumes y Latinoamerican Fragance Trainer en Firmenich, la mayor empresa del mundo dedicada a la creación de esencias y fragancias.

Toda su carrera la ha desarrollado en esa firma, a la que llegó como ayudante en el laboratorio. Estudió licenciatura en química, y cuando cumplió 21 años la empresa lo envió por tres meses a Ginebra, donde está la casa matriz de Firmenich. “Ahí me fui enamorando de la perfumería”, recuerda.

Recientemente estuvo en Santiago para la presentación de Aqua di Gio Profumo, una nueva versión de la fragancia masculina icónica de Giorgio Armani. Escuchándolo hablar queda claro que sigue amando su trabajo, y también que el proceso por el cual nace una fragancia es fascinante.

En Firmenich hay un perfumista maestro que es el español Alberto Morillas, y junto a él otros ‘narices’, como el propio Bernardo Conti, que exploran y crean continuamente. “Cuando el señor Armani vino a pedir esta nueva fragancia nosotros ya teníamos algunas cosas hechas”, relata.

Le muestran una base… Y después él sigue trabajando como ‘nariz’ junto a nosotros. Es muy activo en la creación de los perfumes, entonces te cuenta por teléfono qué quiere, y por lo menos lo recibimos con diez frasquitos. Porque no es serio no tener algo para mostrarle a un cliente. Tal vez no le guste nada, pero sus comentarios nos ayudan a ver lo que quiere.

¿En qué ciudad Armani se relaciona con ustedes? Tiene una casa en Lago di Como, también atiende en Milán y a veces va hasta Ginebra, donde se encuentra nuestra sede matriz. Pero normalmente es en París donde lo atendemos, en el Centro de Perfumería Fina. Y a veces se dirige a L’Oréal, directamente.

¿Es muy seguro en sus ideas? Sí. Fíjate en sus colecciones de moda. No es un hombre que se guíe demasiado por la tendencia, él genera su propia tendencia. Cuando en los 70 abrió su marca de sastrería masculina hizo que la chaqueta fuera cómoda y el pantalón también. Creo que las grandes herencias de Armani tienen que ver con la practicidad.

perfumista4ADENTROEn lo femenino, con sus blazers coincidió con el empoderamiento de las mujeres. Sí. Cuando su hermana se sumó a la marca en la década de los 80 empezaron a hacer sastrería femenina. Son los años de la incorporación masiva de la mujer al trabajo, la época de Margaret Thatcher como Primera Ministra de Gran Bretaña, mujeres en funciones muy altas en las empresas.

Paralelamente, ¿qué iba pasando con las fragancias? Armani es un adorador de la frescura. Él piensa en la frescura en términos de vida, de espontaneidad. Entonces propone una mujer que esté muy cómoda, con poco maquillaje.

¿En qué se tradujo esa idea en las esencias que se iban creando? Mucha alegría siempre. Por eso Aqua de Gioia, su perfume femenino; gioia quiere decir alegría. Y Gio es el apodo que tuvo Giorgio Armani toda la vida entre sus cercanos. Entonces Aqua di Gio es ofrecer el agua propia de Armani.

¿Con qué ingredientes se consigue la frescura en las fragancias? La colección Aqua, tanto femenina como masculina, está trabajada con un elemento llamado calone. Es un ingrediente sintético, creado especialmente para Armani, que huele a agua, recuerda el mar Mediterráneo. Así como en la sastrería creó la chaqueta desestructurada, a la perfumería aportó las primeras notas de frescura natural, acuosa, marina… A él le gusta mucho la idea de la pureza.

Aqua di Gio Profumo es un refreshing. Claro, es un nuevo lanzamiento. Habla de una unión del olor del mar con las notas minerales en las orillas del mar. Representamos esas notas minerales con un incienso que el señor Armani eligió en persona.

¿También sintético? No, este es natural. Hace como diez años que Armani venía hablando del incienso, porque le parece que tiene que ver con el sur de Italia, donde se mezclan los terrenos volcánicos con el mar. El incienso da el alma de la fragancia. Esta es un eau de parfum para hombre, pero hay muchas mujeres a las que les va a gustar, ofrece una sensualidad un poquito pecaminosa.

perfumista2ADENTRO¿Podría decirse que es unisex? En realidad, los perfumistas nunca hablamos de perfume de hombre, de invierno, de verano, cada uno puede usar lo que le guste. Directamente, la colección Privé de Armani, que se vende solo en Europa y es carísima -cuesta unos cinco mil euros el frasco-, es unisex. Otras colecciones supercaras también son unisex. En realidad, la división por género de la perfumería es de los años 50. Antes el uso era escaso y bastante unisex: un hombre podía perfectamente usar una colonia de rosas.

¿La idea unisex se ha acentuado? Se ha acentuado en un mercado muy exclusivo, que destaca un ingrediente. Por ejemplo, la fragancia de una rosa plantada en Bulgaria, en el sur de Francia, en el norte de África, la puede usar perfectamente un hombre. Y una madera preciada como el sándalo -si bien las maderas son masculinas- también la usa una mujer. La barrera se cae para las cosas de mucho lujo.

¿Las fragancias tienen relación con la edad? Sí, pero me parece que un perfume clásico, de la década del 20 o del 40, debería ser usado por una chica joven porque le da esa sofisticación que no tiene. En cambio una mujer mayor debe usar un perfume muy joven.

¿Y para los hombres funciona también? Sí. En los hombres más todavía. El perfume joven te quita unos diez años.

A tu juicio, ¿qué busca la gente actual en las fragancias? No aburrirse. Estamos en la época del zapping, de internet, donde vas mirando varias imágenes por segundo. Una fragancia tiene que cambiar también. Lo más importante es que varias veces en el día tengas ganas de volver a olerla.