Recetas

Pizza con ricota

Un trozo de pizza acompañado de una cerveza helada o una copa de vino: una fórmula infalible de combinaciones infinitas.

  • Josefina Strahovsky

Compartir vía email

Pizza con ricota (para 1 pizza) 1-700

 

Para la masa


700 g de harina (doble 00)
15 g de sal
25 g de aceite de oliva
250 cc de agua (aprox.)
3 g de levadura

1. Incorpore todos los ingredientes 2. Trabaje la mezcla con las manos hasta obtener una masa homogénea 3. Divida la masa en cinco bollos 4. Tape con un paño húmedo y refrigere durante 18 horas (este tiempo permite que la levadura se active lentamente dando como resultado una masa delgada pero esponjosa en el centro) 5. Estire cada uno y agregue los ingredientes elegidos
6. Hornee, a fuego medio-alto (350º), durante 10 minutos.

Para la pizza


1 cucharón de salsa de tomate
1 puñado grande de queso mozzarella
1 puñado grande de ricota
1 puñado grande de jamón crudo
Hojas de rúcula a gusto
Aceite de oliva a gusto

1. Disponga los ingredientes sobre la pizza en el siguiente orden: salsa de tomate, mozzarella, ricota 2. Hornee, a fuego medio-alto (350º), durante 10 minutos 3. Retire del horno, agregue el jamón, las hojas de rúcula y aceite de oliva a gusto. Esta pizza es muy versátil y queda bien con cualquier cerveza ligera, idealmente una rubia que complemente al jamón crudo.