Columnas

Mad Max: La última tentación de la moda

Una genial mix de punks pordioseros, pandilleros en motocicletas y soldados destruidos por la guerra. Mad Max es todo un estilo.

  • mariano.toledo

Compartir vía email

La columna de Mr. T

Por Mariano Toledo

Esperé ver la película para escribir esta columna. Hace mucho rato quería hacerlo, aun sin saber de la nueva saga Fury Road.

Mariano Toledo

Siempre me fascinó Mad Max de George Miller, su estética, su visión del futuro, su belleza inspirada en el caos de un mundo posapocalipsis. En 2003 diseñé toda una colección inspirada en este filme. Hice unas máscaras con una pieza de cuero (que tapaba la nariz), como capuchón de cetrería, luego una pieza de piel que cubría parte de la cabeza, en forma de abanico.

No fui el único diseñador que encontró en esta película referencias e inspiración; Yamamoto, Watanabe, Rick Owens, Comme des Garçons, Galliano y Gareth Pugh también lo han hecho, de distintas maneras. Cada una de las sagas dejó en mí imágenes imborrables. ¿Cuáles?

Más Allá de la Cúpula del Trueno: Tina Turner, dueña y señora de ‘Truequelandia’, usó vestidos de malla metálica y hombreras de viruta de acero. Sus secuaces usaban tocados mohicanos hechos con crines y calaveras humanas. Mel Gibson era el líder celestial de una tribu de niños abandonados que lo idolatran desde el ala de un avión encallado en el medio del desierto. Un enano es el cerebro de un gigante destructor con armadura de fútbol americano.

Ropa hecha jirones, chaquetas motoqueras polvorientas, atuendos seudomilitares y máscaras antiguas componen la vestimenta básica del habitante de esos mundos.

Una genial mix de punks pordioseros, pandilleros en motocicletas y soldados destruidos por la guerra. Mad Max es todo un estilo.

Mad Max, Más Allá de la Cúpula del Trueno,1985.

En Fury Road, Charlize Theron protagoniza a ‘Furiosa’. Me fascina su cabeza rapada y la cara sucia de grasa. Ella conduce un camión de guerra en el desierto, escapando de ‘Immortan Joe’. Vean la armadura de plástico y la máscara de este megavillano, que lo único que quiere es recuperar a sus esposas fértiles. Ellas son Abbey Lee Kershaw, Rosie Huntington-Whiteley y Zoë Kravitz… ¡¡quién no querría recuperarlas!!

El guitarrista colgado como marioneta de la trompa de un camión toca y lanza llamas sin parar durante las persecuciones, solo él es digno de otra saga.

El árido desierto es el escenario natural de estas magníficas puestas en escena. Las tormentas de arena, el calor asfixiante, los metales corroídos y el fuego de las explosiones pintan una paleta de colores inconfundible.

Los vehículos que aparecen ¡me obsesionan! Varias partes de diversas carrocerías apiladas y ensambladas en una nueva configuración. Corren como bólidos de neumáticos gigantes echando humo por chimeneas oxidadas, ¡pura adrenalina! ¡Como la moda!