Destacado 1/2 2

[Visual runners] Con las zapatillas puestas

No importa si son experimentadas maratonistas o si recién se están aventurando con sus primeros kilómetros: todas ellas correrán el próximo domingo Entel Maratón de Santiago.

  • Josefina Strahovsky

Compartir vía email

Foto: Juan Pablo Sierra Maquillaje: Melanie Tetzner

¿Qué las motiva a no perderse este evento? La emoción de estar en casa, sentir el apoyo de sus cercanos y por disfrutar de la ciudad haciendo lo que más les gusta: correr.

runners-adentro
De izquierda a derecha: María José Bello, Catalina Edwards, Antonia Bordalí, Claudia Varleta y Matilda Svensson.

María José Bello (21k), actriz


Este es su cuarto año seguido corriendo Maratón de Santiago y el tercero en la distancia medio maratón. Aunque disfruta más con el entrenamiento diario que con la emoción de las carreras reconoce que este evento tiene algo especial. “Un año la mamá de una amiga me entregó pasas en el camino y el año pasado fue mi pololo quien me esperaba, cerca de nuestra casa, con frutos secos y terminó compartiéndolos también con otros corredores. Esas cosas te emocionan y te motivan a seguir participando”, cuenta la actriz (35) que protagonizará la próxima teleserie de la tarde de Mega. “Cuando dejé de pensar en el tiempo y en la rapidez, cambió mi manera de correr. Ahora lo hago para pasarlo bien y no me presiono, hasta voy sacando fotos si quiero. Para mí correr es una manera de desestresarme, tener un tiempo para mí y compartir con amigas, incluso tengo un grupo y nos pusimos ‘Chili Run’. Nos encanta correr juntas temprano en la mañana y después ir a tomar desayuno”, cuenta.

Catalina Edwards (21k), periodista y conductora de Ahora Noticias de Mega


Este año es la tercera vez que participa en los 21k de Maratón de Santiago. Aunque hay menos nervios y ansiedad, quiere superar la marca de la carrera pasada donde no lo pasó bien. El frío de esa mañana le jugó una mala pasada. Para eso incluyó a su preparación un trabajo específico de velocidad y preparación física. “El drama de entrenarse para correr es que es superpesado con el cuerpo y este se va resintiendo. Por eso el último tiempo me he involucrado también en el triatlón porque me sirve para trabajar distintos músculos y elongar más”, explica la periodista (38). Una disciplina que no es fácil cuando, como en su caso, hay mucha carga laboral y el compromiso de pasar el mayor tiempo posible con su hijo. “Es difícil conciliar, se requiere de un esfuerzo tremendo el hacerse el tiempo para entrenar, pero el deporte forma parte de mi vida, sin él me muero”, agrega.

Claudia Varleta ( 21k), bloguera y coautora del libro ‘Del Blog a la Mesa’


Hace más de cinco años fue a apoyar a su marido, quien corría una carrera de 10 kilómetros. Quedó tan impresionada con el ambiente y la energía del evento que dijo: ‘Yo también tengo que correr’. A los pocos meses estaba entrenando con un grupo y a la fecha ha corrido cuatro maratones, una cada año. Nunca ha completado los 42k en Maratón de Santiago, ya que en este circuito prefiere el medio maratón para evitar el calor al que se exponen los corredores que se preparar para distancias más largas durante el verano. “Prefiero dejar el maratón para el segundo semestre y este año quiero hacerlo en Viña del Mar. Así puedo acompañar en Santiago a las amigas con las que entreno. Cuando corremos juntas podemos conversar todo el camino, no sé dónde encontramos tema para tantos kilómetros”, cuenta, y reconoce que en este deporte la emoción no solo se encuentra en la meta, sino también en el tiempo y la disciplina invertidos en la preparación.

Antonia Bordali (10k), productora de moda


Siempre le gustó correr y sin prepararse, estando en el colegio, incluso ganó en su categoría un par de carreras. “Estaba en la playa y participé de un carrera de 10k. Me gané un par de zapatillas, y las vendí para tener plata para el verano”, cuenta. Nunca se lo tomó en serio, con el paso del tiempo dejó de correr y se dedicó a otras disciplinas como el baile. Esto hasta que recibió la invitación de Adidas para ser parte de su grupo de entrenamiento y prepararse para correr en Maratón de Santiago. Hoy entrena martes y jueves desde temprano y está aumentando paulatinamente sus kilómetros los fines de semana. “A veces no te dan ganas de levantarte, pero llegas y todo el mundo está con tan buena onda que te motivan. Lo bueno de correr es que lo puede hacer cualquiera, los límites los pones tú”, asegura la productora (25).

Matilda Svensson (42k), conductora radial


En 2010 corrió su primer maratón. Sin preparación, sin plan de hidratación y solo con dos chocolates para reponer energías durante el recorrido. Cruzó la meta, pero llorando. Casi cinco años después y con la misma cantidad de maratones en el cuerpo, recuerda: “Terminé muy mal, pero después de 5 minutos dije: ‘esto lo tengo que hacer de nuevo’. Eso sí, prometí tomarme la preparación más en serio”. A solo un par de semanas de Maratón de Santiago, Matilda (38) reconoce estar agotada. En enero también corrió Maratón de Houston (como embajadora de Skechers) y está sintiendo el peso de la intensa rutina que se requiere para completar 42 kilómetros en buenas condiciones. Quizás, asegura, debería haberse tomado un descanso, pero no podía perderse el evento que durante años ha marcado un hito en su calendario deportivo. “Me encanta y me emociona correr por mi ciudad”, asegura.

Mujeres en alza


Este año 28.000 personas están inscritas para participar el 12 de abril de Entel Maratón de Santiago en sus diferentes categorías (10, 21 y 42k). La presencia de las mujeres sigue en alza y representa un 33% del total de inscritos, 3% más que el año pasado. En la categoría 42k también hay un récord de inscripción femenina, con un 16%. Una tendencia que reafirma un estudio, publicado a fines del año pasado por GFK Adimark, que asegura que de los más de 920.000 chilenos que corren, más de 300.000 son mujeres.