Destacado 1/2 2

Nuevas maneras de aliviar el molesto bruxismo

Los dolores de cabeza, cuello, espalda e incluso que se tapen los oídos son consecuencias inmediatas de apretar los dientes en forma reiterada.

  • camila.marnich

Compartir vía email

El bruxismo o apretamiento dental es un trastorno neurológico resultado de una tensión, estrés emocional o trastorno psicológico, que se manifiesta con la contracción y presión prolongada e involuntaria de los músculos maséteros. Puede darse durante el día o la noche y estar o no acompañado de rechinamiento de dientes.

dolor cabezaSi bien es una manifestación de nuestro cuerpo frente a situaciones emocionales, sus consecuencias llegan incluso a dañar nuestros dientes, desgastándolos y afectando la estética dental.  El doctor Pablo Llorens, odontólogo de la Clínica Turó, explica que entre los tratamientos para eliminar el bruxismo “se encuentra   el plano relajación (resina mandibular) y el tens (aparato electrónico que estimula la musculatura). Aunque  sin duda,  el punto más importante  es el tratamiento psicológico, enfocado  en la eliminación de hábitos, tales como: dejar de beber café, té o bebidas con cafeína, no hacer actividad  física al menos 2 horas antes de dormir, no ver televisión en las noches ni irnos a dormir pendientes del celular”.

María Ignacia Ramírez, Terapeuta en Medicina Tradicional China y Acupuntura (8-4288924,  acupunturasana@gmail.com), afirma que esta enfermedad se puede tratar de una manera menos invasiva, como la técnica oriental. “La disminución del dolor muscular por efecto del tratamiento con acupuntura y medicina china se puede justificar por la ubicación anatómica de las agujas en los puntos de acupuntura, que tienen características fisiológicas específicas, y que actúan estimulando la red neuronal, enviando mensajes al cerebro que provocan el fenómeno de la neuromodulación en 3 niveles: local, espinal y supra espinal, obteniendo como resultado la liberación de endorfinas, monoaminas y cortisol”. El tratamiento con acupuntura logra aliviar el dolor, relajar la zona, mejorar la calidad del sueño y evitar que se vuelvan a apretar los dientes. “Los resultados son excelentes y aparecen en un corto tiempo (entre 5 a 10 sesiones)”, afirma la experta.

Como el bruxismo es una patología asociada al estado emocional y estrés, es posible que vuelva a apretar los dientes y bastará solo con 1 o 2 sesiones de esta terapia para volver al estado normal. “En general, se le indica a los pacientes que cuando se sientan un poco sobrepasados a nivel emocional o laboral, no esperen a sentir molestias y acudan de inmediato al acupunturista para con un par de sesiones aliviar el estrés y devolver la salud física y mental”.