Destacada Inicio

Aprende a sacarle partido a tu figura

Resulta complejo definir cuáles son los tipos físicos más comunes, por lo general, es una mezcla de más de uno, pero con estos tips puede adecuarlos a su anatomía

  • RevistaMujer

Compartir vía email

El estilo es mucho más que una moda. Es aquello que una va construyendo con los años y que define la forma de vestir, de caminar, de hablar y hasta de pensar de cada cual. Lo que finalmente debe definir el qué usar o no es el tipo físico de la persona, su entorno, la personalidad y lo que quiere proyectar. La clave es sacarle partido a lo bueno y tener la inteligencia y astucia para disimular lo que nos molesta.

Poco busto


Qué usar

Poco busto

  • Colores luminosos y líneas horizontales que amplían la región del tórax.
  • Prendas con tirantes finos, escotes con tejidos o telas trabajadas en esa zona para ampliar volumen.
  • Blusas drapeadas, ojalá sin mangas para aumentar volumen.
  • Escotes altos, redondo, bote, sin mangas, para llamar la atención en los hombros y no el busto.
  • Prendas sin escote para realzar hombros.
  • Sweaters de cuellos tortuga.
  • Polleras y vestidos con cintura alta.

Qué evitar

  • El modelo imperio por que acentúa el cuello delgado.
  • Piezas con manga tres cuartos que exhiben la parte más delgada del brazo, afinando mucho la silueta.
  • Modelos demasiado apretados que aplastan el busto y dejan en evidencia lo que queremos disimular.

Mucho busto


Qué usar

pechugona

  • Colores oscuros en la parte superior del cuerpo
  • Blusas y poleras con tirantes anchos, porque las finas hacen ver más grande el busto.
  • Escotes cuadrados, en U y en V.
  • Blusas y vestidos cruzados, dividen el busto dando una impresión de menos tamaño.
  • Sweaters de textura fina, sin estampados.
  • Chaquetas acinturadas de largo hasta la cadera, con las solapas en V pequeñas con sólo dos botones.
  • Pantalones de pretina ancha para equilibrar las proporciones de la parte superior del cuerpo.
  • Pantalones y polleras a la cadera (sólo para las que tienen abdomen plano) que alargan la parte superior del cuerpo y disfrazan el tamaño del busto.

Qué evitar

  • Ropa con brillos, aplicaciones, bolsillos y detalles en esa zona.
  • Vestidos con la cintura alta y blusas de cuello alto.
  • Telas acanaladas.
  • Sweaters con líneas y puntos grandes (aumentan visualmente el tamaño del tronco).
  • Polleras apretadas o muy amplias porque pueden desequilibrar las proporciones del cuerpo.

Desproporcionada


Qué usar

desproporcionada

  • Blusas con sobreposición de prendas que disfrazan la parte superior y destacan las piernas.
  • Vestidos de cintura alta, que afinan y alargan la silueta.
  • Pantalones que cubran desde donde empieza el zapato. Un detalle en la costura lateral de un pantalón, como una cinta de otro tono de arriba abajo, alarga las piernas.
  • Polleras cortas con zapatos de taco alto. Nunca polleras hasta la rodilla.
  • Botas altas con minifalda de la misma tonalidad.
  • Zapatos de taco fino o con plataforma delicada. Los zapatos deben ser de color del pantalón o pollera para lograr una unidad visual y una continuidad que afina la silueta.

Qué evitar

  • Blusas cortas que muestren donde comienzan las piernas, y que dejan el abdomen expuesto.
  • Chaquetas, sweaters o poleras largas porque ponen en evidencia el problema.
  • Leggings, bermudas y pantalones pescadores porque cortan las piernas. Lo mismo pasa con pantalones capri, ajustados y los que tienen basta hacia afuera.
  • Vestidos apretados pegados a las caderas y polleras largas con zapatos bajos.
  • Zapatos de colores muy contrastantes con los de la ropa.

Bajita


Qué usar

bajita

  • Líneas verticales.
  • Collares cortos.
  • Aros pequeños.
  • Vestidos tipo camisero o cruzados hasta las rodillas o sobre ellas, en tonos monocromáticos, combinando colores oscuros con otros más claros (mucho cuidado al escoger las medias).
  • Pantalones rectos y del mismo color de los zapatos. Leggings y pantalones stretch.
  • Las chaquetas cortas son ideales, dan más altura a la pollera, alargando la silueta.
  • Poleras y blusas dentro del pantalón o pollera (no a las capas sobre capas)
  • Zapatos con plataformas, no muy exagerados para que no llamen demasiado la atención y no revelen la intención.
  • Zapatos con taco medio o alto.

Qué evitar

  • Contrastes entre claro y oscuro que quiebran la unidad visual del cuerpo.
  • Estampados grandes y pantalones de cintura alta que desproporcionen el tórax y las caderas.

Alta


Qué usar

alta

  • Colores diferentes entre la parte de arriba y abajo del cuerpo.
  • Sobreposición de prendas.
  • Blusas de cuello alto, pero jamás con una pollera ajustada.
  • Polleras con corte evasé.
  • Prendas que corten el cuerpo.
  • Pollera lisa o con pliegues hasta la pantorrilla en tejidos con volumen que den movimiento.
  • Estampados grandes y rayas horizontales que acortan la silueta.
  • Pantalón tipo pescador y capri.
  • Accesorios grandes: cinturones gruesos, collares y pulseras demasiado vistosos.
  • Zapatos bajos combinados con vestidos o polleras de tejidos fluidos (algodón, gasas, sedas)
  • Marcar la cintura baja o las caderas con amarras o cinturones.

Qué evitar

  • Ropas de corte recto. El cuello alto combinado con pollera ajustada puede crear una silueta demasiado larga.
  • Ropa de un solo color

Rellenita


Qué usar

rellenita

  • Géneros livianos, lisos en tonos oscuros. Si quiere estampados, elija los más discretos y delicados.
  • Las polleras deben ser rectas y ajustadas hacia las rodillas, tipo Chanel. La chaqueta perfecta es la de dos botones, ajustada y que llegue justo donde comienzan las caderas.
  • La sobreposición de prendas combinando lo más ajustado abajo y lo más suelto arriba. Aquí las blusas sirven mucho.
  • Cuellos con vuelos discretos y mangas de tres cuartos. La boca de campana (con las muñecas más amplias que el resto de la manga) da delicadeza y longitud a los brazos.
  • Vestidos de corte imperio.
  • Pantalones de corte recto sin detalles ni bolsillos, ojalá una talla más grande (que sea muy sutil). Jamás usarlos apretados.
  • Blusas con cuello en V o drapeadas y amarradas al lado.
  • Medias oscuras y accesorios que le den valor a las partes delgadas del cuerpo: pulseras delgadas y collares largos.

Qué evitar

  • Escote tipo bote. Rayas horizontales y mangas infladas.
  • Estampas en pantalones y polleras.
  • La ropa stretch y los tirantes finos.
  • Zapatos puntudos de taco aguja y chatos redondos.

Caderas anchas


Qué usar

forma de pera

  • Prendas que llamen la atención sólo en la parte superior del cuerpo: volumen, estampados, colores claros.
  • Escotes amplios (el de tipo bote y el redondo quedan muy bien).
  • En la parte inferior géneros oscuros y con cuerpo (gabardinas, jeans) que afinen la silueta.
  • Son ideales los vestidos camiseros acinturados en géneros de caída vaporosa. ¡Quedan muy bien con chaquetas acinturadas!
  • Nada de marcar la cintura con lazos, elásticos o cinturones. La pollera se puede usar hasta las rodillas o largas.
  • Los zapatos deben ser del mismo color que las medias (oscuras, lisas y opacas). Pueden ser de punta fina, pero de talón más grueso. Otra opción son los con plataforma.

Qué evitar

  • Las camisas demasiado largas.
  • Nada que quede sobre la parte más ancha de las caderas.
  • Pantalones con piernas ajustadas. Tampoco los tipo ‘cargo’ con bolsillos que enfatizan el volumen.
  • Conviene olvidar los jeans apretados, las leggings y las polleras apretadas que causan el efecto sirena. También las botas de caña corta con pollera y sandalias con tiras.

Abdomen abultado


Qué usar

abdomen

  • Géneros leves, sueltos y estructurados pero nada pegado en la cintura.
  • Colores oscuros para la parte inferior de la figura.
  • Prendas que resten atención de la zona abdominal. Es decir, blusas ajustadas en el busto o de tipo corsé, que estilizan el cuello y muestran hombros.
  • Escotes pronunciados.
  • Blusas fruncidas o con pliegues.
  • Chaquetas y blazers cortos y acinturados.
  • Pantalón con cintura más alta, con cierre lateral.
  • Accesorios para el cuello.

Qué evitar

  • Todo lo apegado al cuerpo.
  • Blusas y camisetas cortas o dentro de la pollera o pantalón.
  • Chaquetas con cinturón que se amarren justo a la altura de la guata.
  • Vestidos ajustados.
  • Cinturones apretados.
  • Túnicas amplias que hacen ver mayor.
  • Polleras rectas y fruncidas en la cintura que aumentan el volumen de esa parte del cuerpo.
  • Pantalones de cintura baja o apretados que dejan la guata afuera cuando una se sienta.