Moda

Chaleco de tenis: Match point para el suéter

El clásico tennis sweater o sporty V-neck está de regreso.

  • constanza.espinoza

Compartir vía email

1-200De la mano de Gabrielle ‘Coco’ Chanel, el deporte y la moda se unieron en los años 20. La diseñadora, que siempre buscó funcionalidad y comodidad, ganó popularidad con su línea sportswear, hecha en su mayoría de jersey Durante esta misma década el tenista Bill Tilden comenzó a ser fotografiado con un suéter en colores blanco, crema o marfil con escote en forma de V, acompañado de una o más rayas a su alrededor, antes y después de cada uno de sus juegos. Para los años 50 y 60, esta prenda volvió a tomarse las canchas hasta que finalmente se convirtió en un símbolo de la sociedad alta de Estados Unidos.

El tennis sweater se lució en las pasarelas primavera-verano 2014 de Chanel, Rag & Bone, Band of Outsiders y Karen Walker. Lo último vino en septiembre, en las propuestas de los diseñadores londinenses Justin Thornton y Thea Bregazzi de Preen, en su colección para el 2015. “El revival del tennis sweater se vive esta vez de una forma distinta: aun cuando predomine el modelo con la mezcla clásica de blanco invierno con azul marino, encontramos en la propuesta de las pasarelas una amplia mezcla de colores vivos e inesperados: desde el color blocking hasta los pasteles”, explica la fashion blogger Nicole Putz. Sus versiones modernas poseen un escote en V algo más pronunciado, gruesas franjas de colores alrededor y un aspecto oversized, más ancho y largo. Esta icónica prenda puede combinarse con jeans, faldas e incluso shorts como propone la tienda de ropa online Nasty Gal (Nastygal.com) con su Boys Club Sweater. El calzado también es variado: desde gladiadoras, ballerinas e incluso los populares chunky shoes, con sus gruesas pero estilosas plataformas.

Putz apuesta por dos estilos: “El look clásico con un escote en V discreto, totalmente compatible con jeans azules, un flare, pantalón de tela sin estampado o pantalones capri en tonos neutros, con la posibilidad de innovar en los colores del suéter. O bien un look mucho más desenfadado y sexi, con un toque de desprolijidad, que aún mantenga la elegancia; en este último caso recomiendo mezclar su uso con prendas mucho más inesperadas, como un boyfriend jeans rasgado o una mini de seda con terminaciones de encaje”. La única restricción en este último caso es mantener una paleta cromática neutra, y por tanto Nicole recomienda no innovar en los tonos del suéter y optar por la mezcla clásica de blanco con azul.