Destacada Inicio

El Oscar que se llevó Julianne Moore…y las horas de trabajo de su vestido Chanel

Esta época de premiaciones no es solo para ser galardonado por el trabajo

  • Florencia Sanudo

Compartir vía email

Cada año, durante la temporada de los premios (Baftas, Golden Globes, Film Critics Awards, Screen Actors, Emmys y Oscars ) otra competencia se pone en juego  junto a la de las mejores películas o actuaciones: es la que modistos y diseñadores se disputan en la alfombra roja.

¿El gran premio? Por supuesto, vestir a la ganadora del Oscar.  Y este año, el preciado trofeo fue a Chanel que vistió a la bella y talentosa Julianne Moore.

Y si Moore  mereció con creces la recompensa que recibió por “Siempre Alice”, la performance de la maison Chanel también es digna de mencionarse.

El vestido largo tipo “bustier”, en organza  y crepe de satén, fue creado por Karl Lagerfeld. Bordado con ochenta mil lentejuelas de resina pintadas a mano, llevaba varias capas de flores hechas de organza y tul marfil, beige y negro. El vestido requirió 987 horas de trabajo y veintisiete personas para completarlo. El bordado de las  80.000 pequeñas lentejuelas requirió seis bordadores y 150 horas de labor.
 Otras quince  bordadoras realizaron las 160 flores en 600 horas. El montaje del vestido en el atelier parisino  fue realizado por cuatro costureras en 215 horas y fue completado en Los Ángeles por dos costureras que viajaron especialmente para ultimar los detalles finales (22 horas más) y vestir a la actriz… ¡Un vestido a la altura del premio!