Belleza

El ABC… D y E de los lunares

Se trata de un método simple de examinación que consiste en 5 características de las manchas a las que debemos estar atentas.

  • pmorales

Compartir vía email

lunares600

Los lunares o manchas en la piel no necesariamente están ahí desde que nacemos, a lo largo de la vida pueden aparecer, especialmente si hay mucha exposición al sol. Pese a que muchos de ellos pueden ser inofensivos, la recomendación es revisarlos periódicamente para evitar que se transformen en un grave problema de salud. Así lo explica la dermatóloga de Clínica Santa María Irene Araya: “Los lunares que crecen producto del sol pueden ser lesiones malignas que se originan en manchas ya existentes. Se conocen como melanoma, un tipo de cáncer de piel que es bastante agresivo si no se pesquisa tempranamente y que, en sus etapas iniciales, puede tener una apariencia similar a la de los lunares benignos adquiridos”.

Esta similitud puede causar confusión, por eso aprender a diferenciar un lunar sano de uno cancerígeno es muy importante. La especialista explica que podemos recurrir a un método simple de examinación, denominado el ABCDE de los lunares y que consiste en 5 características de la mancha a las que debemos estar atentos.

  • A de Asimetría:Un lunar benigno debe ser siempre simétrico, de forma oval o circular.
  • B de Borde:Los bordes deben ser siempre regulares y el pigmento en su perímetro estar bien delimitado.
  • C de Color:Los lunares sanos no cambian de color. Si tienen alguna mancha marrón, roja, azul o negra hay que consultar.
  • D de Diámetro:Si el lunar mide más de 6 milímetros de ancho es necesario revisarlo.
  • E de Evolución:Que un lunar cambie de tamaño, color, grosor o forma es motivo de consulta.

 

¡Mucho cuidado!

La dermatóloga explica: “el daño producido en la piel por fuentes naturales de radiación ultravioleta (sol) o fuentes artificiales (solárium) es a largo plazo, pero puede tener una incidencia directa en la aparición de cáncer. Por lo tanto, si una persona se expone al sol, debe usar todas las medidas disponibles de fotoprotección, especialmente en aquellas áreas de la piel en que presenta lesiones pigmentadas”.