Belleza

Al rescate del cuerpo post vacaciones

Cuando se terminan las vacaciones, retomar la rutina no es lo único desmotivante

  • francisca.colussa

Compartir vía email

Ver el estado en que quedaron el pelo y la piel después de tanta playa, piscina y relajo indica que hay que aplicarse para recuperar lo antes posible el brillo y la suavidad perdidos.

Cuando las vacaciones se empiezan a despedir, es el momento de evaluar en qué estado quedaron la piel y el pelo, después de meses de mucho calor y transpiración, además del intenso efecto de factores ambientales como el sol, la sal y el cloro, que no ayudan a conservar su buen estado. Seguramente, hay descuidos que dejaron huellas y que podría solucionar siguiendo algunos consejos.

Deshidratación

Estilistas y cosmetólogos coinciden en que es el principal motivo de consulta al término del verano. La piel estuvo expuesta al sol, arena, agua, sal, cloro y viento, factores ambientales que le hacen perder la cantidad necesaria de agua para mantenerse elástica e iluminada, y como resultado se ve opaca y se siente tirante. Además, “con el calor y el sudor se produce un aumento de secreción sebácea fomentando la aparición de puntos negros y brotes”, agrega la cosmetóloga María Olga Estrada, dueña del centro estético con su nombre. Es por eso que los tratamientos más requeridos son los peelings con ácido glicólico para quitar las células muertas, seguidos de limpieza e hidratación profunda. Mónica Bohmer, cosmetóloga de Medsthetik, coincide y agrega que la prioridad es reparar, hidratar, nutrir y regenerar. “El verano ha dañado el colágeno y elastina de nuestra piel, por eso las arrugas se ven más marcadas y la piel se ve flácida”, dice.
La radiación solar también afecta negativamente la salud capilar. La cutícula -una fina capa que cubre cada pelo- queda dañada y deshidratada. “Mis clientas vuelven con el pelo seco, opaco y frágil y el cuero cabelludo muy sensible” opina Coca Oyarce, cofundadora de La Guapa Simona. Los productos para el cabello durante este período deben estar orientados a hidratar (reponer el agua en la hebra capilar), nutrir (reponer los lípidos que lo impermeabilizan) y reconstruir (recuperar las proteínas, en particular la queratina, fundamental para aportar consistencia al tejido que forma la hebra). Prefiera champús suaves, “con PH balanceado y que contengan queratina, panthenol, colágeno, aceites -como argán, coco, jojoba, semilla de mango, trigo-, y vitaminas como la A, E y B”, asegura Oyarce.

Lo que dejó el verano

Cuando se pierde el bronceado se notan los efectos negativos del sol. Aquí se evidencian las veces en que se le pasó la mano y la falta de precauciones: hay manchas que no piensan irse. El rostro, las manos, el escote y los hombros son los lugares más comunes. María Olga Estrada recomienda realizarse tratamientos con especialistas, como peelings con vitamina C, que además le devuelven luminosidad al rostro. Si bien mediante diversos tratamientos es posible atenuar manchas, “los efectos del sol son acumulativos y progresivos a lo largo de toda la vida”, dice Bohmer. La recomendación será siempre ponerse en manos de un profesional que pueda evaluar los daños y establezca diferentes alternativas para escoger la mejor para cada persona.

Cabello oxidado

Quienes tengan procesos de color en el pelo, probablemente han notado un cambio en el tono. Se puede haber puesto más verdoso o más naranjo, producto de la oxidación. Las castañas y morenas deberían tonalizar con colores ceniza para matizar, las rubias en cambio que suelen ponerse más grisáceas, deben volver al beige o mantequilla para que se vea con más vida. “Ojalá no usar tintura, sino productos sin amoníaco para no dañarlo más”, aconseja Coca. Para volver a teñir después de unas vacaciones, es recomendable esperar a que finalice el verano, para evitar seguir exponiéndolo al sol. Si es inevitable, entonces las mascarillas serán fundamentales para apoyar la reconstitución del cabello.

Sí o sí, cortar las puntas

No hay escapatoria. Después del verano un corte de puntas es lo mejor que puede hacer para devolverle vida y suavidad al pelo maltratado. Eliminar unos cuatro centímetros le devolverá flexibilidad al cabello y crecerá con más fuerza.

Recetas naturales

Mantener una rutina de cuidados constantes es el mejor aliado para recuperar el estado de su cabellera y la piel de todo el cuerpo. María Olga Estrada entrega algunos consejos de tratamientos que se puede hacer en casa:

– Aplique yogur natural sobre la piel y déjelo por 20 minutos, enjuague y exfolie suavemente con azúcar granulada. Una máscara de aloe vera o miel de abeja complementará entregando hidratación y luminosidad.

– Para exfoliar el cuerpo, sumérjase en un baño de tina por 15 minutos y luego exfolie con un guante de fibra o la misma toalla. Sobre la piel húmeda, aplique una crema que contenga urea.

Con estos cuidados su piel y pelo recobrarán la suavidad. La clave es mantenerlos todo el año.

 

al rescate post vacaciones productos

1. Shampoo Revitalizante Dermo Capillaire, $8.990, Eucerin 2. Mascarilla facial Confort, $12.990, Lierac 3. Shampoo Awapuhi, $4.990, Organix 4. Authentic Replenishing Butter 200ml, $13.900, Davines 5. Crema corporal Nutrisoft, $4.390, L’Oréal Paris 6. Moisture Match Dull Skin, $3.590, Garnier 7. Argan Oil Daily Treatment, $13.990, Babyliss Pro

Principios activos para tener en cuenta


Mónica Bohmer recomienda chequear que las cremas y lociones tengan algunos de los siguientes componentes:

Liposoma: facilitan la penetración de los ingredientes de las cremas.
Vitaminas: favorecen la renovación celular y recuperación de la piel.
Ceramidas: proteínas de la epidermis que otorgan elasticidad.
Ácidos alpha hidróxidos: refuerzan el colágeno.
Aloe Vera: posee propiedades hidratantes y regeneradoras.
Elastina: entrega flexibilidad a la piel y resistencia frente al sol.
Aceite de nuez de macadamia: otorga protección.