Destacado 1/4

La comensala / Chang Cheng

Entre los restaurantes chinos del sector oriente, este se ha mantenido vigente por años. Y cada vez que lo visito, no me defrauda.

  • Pilar Hurtado

Compartir vía email

1-ok

Entre los restaurantes chinos del sector oriente, este se ha mantenido vigente por años. Y cada vez que lo visito, no me defrauda. Silenciosamente ha construido su fama y su clientela lo premia llenándolo. No es muy grande y su ambientación es sencilla -para la habitualidad de los restaurantes chinos-, sin estridencias: cálida iluminación, pequeño jardín al lado que da un toque de verde, espejos para ampliar una parte del comedor que es una suerte de pasillo ancho y reproducciones de los soldados del ejército de terracota como adorno. Atienden mujeres solamente. Ese día, miércoles en la noche, el local estaba repleto, así que veamos qué pasó. Partimos pidiendo una cerveza y agua mineral y una porción de camarón mandarín, que trajeron muy rápidamente con salsa de tamarindo y soya. Hicimos el pedido de los platos de fondo en ese momento pero demoraron más de 20 minutos en llegar a la mesa, ya estábamos cogoteando para ver qué pasaba cuando aparecieron. Las porciones de pato con piña y de pollo chitén son abundantes, por suerte la señora que nos atendió me dijo que no pidiera el chapsui de verduras que también quería (tenía hambre), ya que sería demasiada comida. Y su sugerencia fue perfecta. El pato con piña estaba exquisito, con cueritos crocantes y pequeños trozos de fruta, salsa bien preparada y pato a punto. El pollo chitén traía harto pollo y no tanta verdura como nos hubiera gustado (debe ser una queja al revés de la mayor parte del público), y con las almendras encima recién tostadas. Ambos platos muy ricos. Pero luego fuimos olvidados y nadie vino nunca más a retirarnos los platos ni a ver si necesitábamos algo. Finalmente, mi marido se tuvo que parar a pedir la cuenta. No es agradable que la atención sea tan lenta y que de pronto te dejen botado, especialmente si la comida es rica. Si el lugar se llena o colapsa, por mucho que tenga una clientela fiel, debe tener un plan B para que todos se vayan contentos. Consumo: todo lo descrito, $25.500.

NOTA: 5.8 / Av. Las Condes 7471, Las Condes. / Teléfono 2 22129718.