Columnas

Columna Mr.T

De niño, en el campo, hojeaba revista HOLA! y admiraba a mujeres como Naty Abascal e Isabel Preysler. A los 30 años, después de estudiar diseño gráfico y gastronomía, decidió ser diseñador.

  • RevistaMujer

Compartir vía email

1-300Dejó su pueblo natal en el sur de Chile para instalarse en Santiago. Descendiente de mapuches, su apellido significa “guerrero”, y como tal no le teme al desafío de ser el nuevo nombre de la alta costura chilena.

¿Cómo nació tu gusto por la moda?
De pequeño mi tía nos visitaba, venía de Santiago y traía revistas HOLA! Yo admiraba a Naty Abascal, Isabel Preysler, mujeres muy elegantes pero a la moda española. Siempre me gustó el dibujo, solo quería dibujar. Luego de estudiar diseño gráfico y gastronomía, a los 30 años decidí ser diseñador; mi familia no estuvo de acuerdo, pero seguí adelante.

¿Cómo fue tomar la decisión de dejar tu pueblo?
Difícil, tuve que dejar a mi familia y la tranquilidad del campo. Llegué a Santiago muy solo.

¿Quién te respaldó en esta aventura?
Tuve el apoyo de mi familia, pero la decisión la tomé yo.

¿Por qué elegiste la alta costura?
Aunque estuviera aislado en el campo, siempre me interesó el arte, la música, la ópera. Hacer alta costura me permite ser un poco más artista.

¿Quién es tu clienta? ¿Cómo es?
Una mujer que valora el detalle en la costura, se mueve por el mundo,
trabaja. Es exigente, sabe lo que quiere, no me permite errores.

¿Tú mismo haces la ropa?

Sí, yo hago todo. Mi técnica es antigua. Tomo las medidas, conozco a la clienta, trabajo sobre la base de sus gustos y mi estética; hago los moldes en papel y luego paso a una tela básica, lo pruebo, lo corrijo y después corto las telas.

¿Quiénes son tu referentes?

Mariano Toledo(plop), Oscar de la Renta, Carolina Herrera, Lagerfeld, Valentino, Elie Saab, Gaultier. Admiro el trabajo cuando está bien hecho.

¿Qué te diferencia de los consagrados chilenos?

Las ganas de hacer cosas nuevas.

collage

¿Confección o creación?

Están unidas.

¿Dónde termina la creación y comienza el negocio?

Difícil para mí, soy más artista que negociante.

¿Quiénes son tus competidores?

Paulo Méndez y Rodrigo Valenzuela están haciendo las cosas bien, pero no siento que sean mi competencia.

¿Tu mayor cualidad?

La pasión.

¿Tu peor defecto?

Soy gruñón.

¿Qué opinas de la moda en Chile?

Estamos en una transición, entre los consagrados y los diseñadores nuevos. En este país hace falta más apoyo a la moda.

¿Qué opinas de la farándula como medio para comunicar la moda?

Vestí a Paz Bascuñán para SANFIC, la farándula no es mala, pero debes saber a quién eliges.

¿Tus planes?

Quiero hacer una colección mapuche. Estoy empezando a trabajar con un orfebre de Valdivia. La mujer mapuche tiene una elegancia natural, y aún tiene amor por su vestuario, quiero transmitir eso en esta colección.